23 nov, 2014

Archivo
Edición Impresa

Clínicas de Salud gratuitas para la comunidad
Clínicas de Salud gratuitas para la comunidad
En conmemoración de la Semana de las Profesiones de la Salud, el Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) ofrecerá clínicas de salud gratuitas para…
Sie7e regresa a su Alma Máter
Sie7e regresa a su Alma Máter
Los gallitos y jerezanas cantaron y bailaron al son del reggue, la batucada y el pop latino que trajo el cantante Sie7e al Centro de Estudiantes. “Yo comía aquí, “jangueaba”…
Matan gatos en el Viejo San Juan
Matan gatos en el Viejo San Juan
A pesar de la labor comunitaria que lleva a cabo la organización sin fines de lucro Save a Gato, un individuo decidió trastocar esta iniciativa violentamente. La organización sospecha que…
Jóvenes luchan por un Río Piedras para todos
Jóvenes luchan por un Río Piedras para todos
El dinamismo y entusiasmo con el que 140 jóvenes compartieron cancha el pasado martes,18 de noviembre, se dejó sentir en el Complejo Deportivo Cosme Beitía Sálamos de la Universidad de…
A 36 años del mayor suicidio colectivo de la historia
A 36 años del mayor suicidio colectivo de la historia
Un jugo en polvo, de esos que son bien dulces, fue el instrumento que utilizaron para efectuar el suicidio colectivo más trágico de la historia, el de la comunidad religiosa…
Latinoamérica entrelazada... Una expedición al 'Abya Yala'
Latinoamérica entrelazada... Una expedición al 'Abya Yala'
En la lengua indígena del pueblo Kuna de la región de Colombia, Ecuador y Panamá, el término Abya Yala quiere decir “tierra de gran madurez” o “tierra de sangre vital”.…
CGE Utuado: un consejo reestructurado y al servicio de la comunidad
CGE Utuado: un consejo reestructurado y al servicio de la comunidad
“Once recintos, una Universidad”. Aunque la afirmación ha servido para denunciar los problemas de la Universidad de Puerto Rico (UPR), para recordarnos que más allá del recinto donde estudiamos vive…
Lanzarse al mundo: estudiantes de intercambio
Lanzarse al mundo: estudiantes de intercambio
Para absorber sistemas académicos diversos e integrarse a culturas ajenas, 231 estudiantes del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR) partieron de intercambio durante el pasado…
Basura Cero decidido a transformar Puerto Rico
Basura Cero decidido a transformar Puerto Rico
El movimiento mundial Basura Cero celebró el pasado lunes, 17 de noviembre, la tercera edición del International Zero Waste Youth Congress. El Centro de Convenciones de Puerto Rico fue el…
La mecha de la impaciencia en los maestros y la deserción escolar
La mecha de la impaciencia en los maestros y la deserción escolar
Hace poco menos de dos meses comencé a impartir clases a estudiantes en una escuela pública en el área de San Juan. Venía preparada para combatir con más de treinta…
Buscabulla regresa a casa
Buscabulla regresa a casa
Que residen en Brooklyn, que cada vez ganan más adeptos, que el pasado mes grabaron su primer EP de la mano del sello francés Kitsuné, que ella, Raquel Berríos, posee…
Regresa en grande La Ley
Regresa en grande La Ley
Con un efusivo “buenas noches San Juan, somos La Ley y estamos de regreso en Puerto Rico,” el cantante Beto Cuevas dio inicio al concierto del grupo chileno en el…
Creación, ímpetu y nuevos talentos en el cine de Puerto Rico
Creación, ímpetu y nuevos talentos en el cine de Puerto Rico
La cineasta y profesora puertorriqueña María Teresa Previdi trata el tema de la filmografía local y la mujer cineasta, su empeño de llevar su punto de vista a un medio…
“La Comay: Aparente y Alegadamente”: La Reseña
“La Comay: Aparente y Alegadamente”: La Reseña
El documental, “La Comay: Aparente y Alegadamente”, es una polaroid de un momento en la historia de la cultura puertorriqueña, narrado por varios de los informantes principales del evento, donde…
Sobre Wanda Rolón y otros mercaderes
Sobre Wanda Rolón y otros mercaderes
La campaña de Benny Hinn había sido prevista en el Choliseo en el 2009. Lo había  visto en la página web con meses de antelación. Pero al parecer Hinn no…
Crónicas urbanas: una historia de nuestros días
Crónicas urbanas: una historia de nuestros días
Para Carmelito Agarrada de la scooter que con uñas y dientes defendió, Inés comenzó a sentirse asfixiada. La gente corría despavorida ante la fuerte emanación química que invadía toda la…
Veracruz 2014: Metales a granel para los puertorriqueños
Veracruz 2014: Metales a granel para los puertorriqueños
Fue otra gran jornada para Borinquen en el medallero de Veracruz 2014. Puerto Rico cerró el quinto día de competencia en los XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe con 35…
LAI: Los Tarzanes empataron en casa del gallo
LAI: Los Tarzanes empataron en casa del gallo
Por más esdrújulo que suene, fue un juego épico o clásico. En el caso de la ‘Iupi’, el final fue tétrico. En el caso del ‘Colegio’ fue mágico. Luego de…

La emblemática Torre de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras (UPR-RP), permanecerá iluminada por 43 días con los colores verde y rojo, en un acto de solidaridad con los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa, estado de Guerrero, en México.

De esa manera, la comunidad universitaria riopedrense se suma a la red solidaria mundial que se ha desatado en las últimas semanas en consecuencia a esta triste y desafortunada noticia. El verde y rojo que iluminarán la Torre son los colores oficiales de la bandera de México.

“Nos unimos en solidaridad mundial ante el terrible suceso ocurrido en el hermano país lationamericano. Clamamos porque esta situación se esclarezca lo antes posible, para el alivio de las víctimas, de sus  familiares y de la humanidad”, expresó el rector, Carlos Severino Valdez.

El acto simbólico que se realiza en el Recinto responde a una solicitud de un grupo de estudiantes quienes, convocados por el Consejo General de Estudiantes y la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios, llevaron a cabo recientemente el evento “La Iupi con los 43” en el vestíbulo del edificio Ramón Emeterio Betances de la Facultad de Ciencias Sociales.

Los 43 jóvenes mexicanos desaparecidos eran estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos. El incidente ocurrió el pasado 26 de septiembre en la municipalidad de Iguala, en hechos en los que figuran involucrados policías, narcotraficantes y la alta oficialidad del gobierno local.

Publicado en UPR
Miércoles 12 de noviembre de 2014 05:00

Jennifer y Luisa, dos clavadistas rumbo a Veracruz

Quizás no las ha visto en los vídeos promocionales del Comité Olímpico de Puerto Rico (COPUR), pero estas dos atletas se preparan para darlo todo en los XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe a celebrarse en Veracruz, México.

Se trata de Jennifer Fernández González y Luisa Jiménez Aragunde, del deporte de clavado, quienes forman parte de la delegación de 336 atletas que representarán a Puerto Rico en los Juegos.

Para que las conozca un poco, Jiménez, de 26 años, estará participando en su cuarto Centroamericano. Ha ganado medallas de bronce en El Salvador (2002) y en Mayagüez (2010). Además de eso, en Cartagena (2006) estuvo entre las mejores diez competidoras.

Por otro lado, Fernández, de 22 años, estaría participando en sus primeros Centroamericanos, lo que la tiene muy emocionada. “Estoy que brinco en un solo pie”, expresó a Diálogo. En su caso, Fernández nacióen Cuba, pero representa a la Isla que ha sido su hogar por varios años con orgullo y honor.

Ambas atletas se encuentran en Montreal, Canadá, lejos de familiares y amigos desde inicios de septiembre entrenando para el gran evento que comienza este viernes 14 y se extiende hasta el 30 de noviembre.

El éxito en el deporte y proveerle una representación digna a su país es una de sus metas, pero el camino para llegar a ella no ha sido fácil. Antes del gran día le echamos un vistazo al riguroso entrenamiento por el que pasan estas atletas rumbo a Veracruz.

Rutina semanal

“La alarma suena a las 6:30 a.m. y a las 6:45 estamos desayunando. Usualmente es un bowl de cereal con leche y unas galletas o unas tostadas y leche con chocolate. Llegamos a la piscina y a las 9:00 a.m. empezamos a entrenar dryland, (o sea) la parte física, preparar saltos nuevos en los matts, flexibilidad, perfeccionar las salidas de los saltos, entre otras cosas”, explicó Fernández. Los lunes también tienen una sección de pilates por 40 minutos y ya a las 10:30 a.m. entran al agua por una hora.

En las tardes, practican dryland y regresan al agua. A eso de las 3:15 p.m. se encuentran de camino a la casa. “Usualmente llegamos tan agotadas que todo lo que hacemos es comer, bañarnos y dormir”, afirmó.

“Los martes y jueves todo es igual hasta la hora del almuerzo, pero la segunda parte del entrenamiento la cambiamos por sesiones de pesas a las 2:30 p.m. hasta las 3:30 p.m. o 4:00 p.m., casi siempre”, añadióFernández, quien entrena junto a su compañera de equipo en Club Camo, uno de los clubes más reconocidos en el deporte.

Los miércoles y viernes tienen más o menos el mismo entrenamiento con la leve modificación de las clases de ballet en las tardes para mejorar la flexibilidad. Igualmente, los sábados alzan pesas hasta el mediodía y luego regresan a las clases de ballet.

“Luego de eso, como nos queda lejos y tenemos que coger el tren, ya que estamos cerca del downtown, damos una vuelta para despejar (la mente) y luego para la casa. Comer y dormir. Los domingos hacemos compra y ya. Netflix se ha vuelto nuestro mejor amigo. Además de eso, con el frío que hace, se quitan las ganas de salir hasta al supermercado que queda justo al frente del apartamento”, aseguróFernández, ex estudiante de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

En cuanto a la comida, la atleta comentóque cocinan su almuerzo en la casa y lo comen a las horas específicas, dependiendo el día porque no hay lugares dónde comprar comida y es bastante caro. El COPUR ayudóa ambas económicamente para transporte, además del estipendio que reciben, sin embargo, no es suficiente porque el costo de vida en la ciudad es alto.

No obstante, los costos no le restan importancia a la experiencia que han tenido. “En lo que a mi carrera deportiva se refiere, este viaje ha sido lo mejor que me ha pasado. He mejorado técnicamente comono me imaginéque podía. Siento que salto como una persona completamente diferente”, finalizó.

En septiembre, las atletas obtuvieron el quinto lugar en el Festival Panamericano, fogueo llevado a cabo en México. Ahora se preparan para el viaje a Veracruz.

Los XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe se celebrarán del 14 al 30 de noviembre en Veracruz, México. Serán transmitidos por Puerto Rico TV (Canal 6) y Telemundo 2.2 (Punto 2).

Jennifer Fernández, a la izquierda, y Luisa Jiménez. 

Publicado en Adrenalina

Estudiantes y profesores del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR) se unieron ayer miércoles, 5 de noviembre, a la tercera jornada mundial en solidaridad con los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos hace ya 39 días en Ayotzinapa, para reclamar, en una sola voz, que “los queremos de vuelta y los queremos vivos”.

La actividad “La Iupi con los 43”, que se celebró en el vestíbulo del Edificio Ramón Emeterio Betances de la Facultad de Ciencias Sociales, fue convocada  por el Consejo General de Estudiantes (CGE) en colaboración el Frente Estudiantil por una Educación Pública, Accesible y de Calidad (FEEPAC) y la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU).

El pasado 26 de septiembre, tres estudiantes de la Escuela Normal Rural ‘Raúl Isidro Burgos’ fueron asesinados y 43 desaparecieron en Iguala, en el estado federal de Guerrero, en un complot que involucra a políticos y narcotraficantes. Los estudiantes se dirigían de Ayotzinapa a ese lugar para protestar contra las prácticas de corrupción que allí se daban y como parte de la protesta, tomar tres autobuses. Cuando llegaron a Iguala, fueron interceptados por la policía, que abrió fuego contra ellos, y posteriormente entregados al grupo de crimen organizado Guerreros Unidos, que se presume los mató.

Roberto Nava Alsina, relacionista público del CGE, exhortó al estudiantado a recordar que las luchas que los estudiantes mexicanos han vivido no están lejanas a las de los estudiantes en Puerto Rico, ya que tienen en común los recortes de cursos, el aumento de la matrícula, el deterioro de la infraestructura, y la desvinculación de la Universidad con el País.

Además, aprovechando el contexto de la actividad, el estudiante añadió que el CGE se opone a la instalación de cámaras como respuesta al problema de seguridad que enfrenta el Recinto, respetando el voto de la comunidad estudiantil en el 2012, cuando votó sobre este particular.

Por otra parte, la estudiante Carmen Cruz, de descendencia puertorriqueña y mexicana, manifestó que “la educación crítica y transformadora es el mayor enemigo de los gobiernos corruptos y terroristas, y es por tal razón que en Ayotzinapa se hizo lo que se hizo”.

“Aparentemente, el estudiante es un terrorista ante el Estado, es un delito ser estudiante”, agregó.

Cruz recordó que no es la primera vez que el Estado ataca a las escuelas normalistas y a los estudiantes. “Al gobierno le incomodan los proyectos sociales que desarrollan los estudiantes en las escuelas normalistas. Por eso es que los atacan: temen que el status quo se desestabilice y caiga el poder en las comunidades”, dijo.

“No podemos sentarnos a esperar y confiar que el Estado encuentre o entregue a los estudiantes, cuando fue el propio Estado el que los desapareció”, indicó la joven.

Asimismo, el miembro de la Junta Directiva de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios en Río Piedras, José F. Maldonado, declaró que “como docentes universitarios, rechazamos la barbarie cometida contra estos estudiantes, sus familias, su comunidad y contra las bases de la educación pública”.

Además, exigió que se reconozca la desaparición de los estudiantes como un acto de esa humanidad y que se dispongan los recursos económicos técnicos e investigativos conforme a las leyes internacionales de crímenes contra la humanidad.

Igualmente, que se establezcan los protocolos necesarios para que las autoridades federales, estatales y municipales actúen de manera coordinada para que prevalezca la verdad y la justicia, y que la investigación se realice conforme a derecho, de manera que sobre los asesinos y autores de este horrendo crimen caiga todo el peso de la ley.

“Una bala jamás debe prevalecer sobre el conocimiento, ni las bandas de narcos sobre el quehacer de las comunidades educativas, ni la corrupción sobre la esperanza de lograr sociedades más justas y democráticas”, señaló Maldonado.

Luego, Enrique Fortuño, miembro del FEEPAC, planteó que los reclamos de los estudiantes normalistas son similares a los que se han hecho en el Recinto.

“Mejoras académicas, más profesores y un financiamiento de la educación por parte del estado: lo mismo y más se necesita aquí. Hay que ver los eventos de Ayotzinapa como un ejemplo de lucha, de lo que se está dispuesto a hacer para transformar las instituciones educativas”, expresó.

Por último, la mexicana Sarahí Veloz, quien cursa estudios en el Conservatorio de Música, lamentó que el pasado 26 de septiembre México “vuelve a ser víctima mortal de su propio sistema corrupto y represor: el narcoestado de los narco políticos. Una vez más, el gobierno ha intentado callar las voces incomodas que denuncian, que luchan, que reclaman justicia, que informan y que educan”.

“Estamos hartos de presidencias compradas, de las televisoras al servicio de los poderosos, pactos de la pobreza de muchos a costa del beneficio de unos pocos: quien comienza comprando la residencia, termina vendiendo al País y matando su gente”. Es por eso que Veloz solicitó la renuncia del presidente de México, Enrique Peña Nieto, “por corrupto y asesino”.

“Somos muchos los mexicanos que no vamos a callar y que vamos a llegar hasta las últimas consecuencias por tener un país libre de violencia, de desigualdad, libre de corrupción y libre de injusticia. Queremos a los 43 de vuelta”, concluyó.

Publicado en UPR

 

La Universidad de Puerto Rico (UPR) se une a la tercera jornada global por Ayotzinapa, tras el reclamo por la desaparición de los 43 estudiantes universitarios del Estado de Guerrero, México; e invita a la comunidad en general a participar del acto de solidaridad en el Recinto de Río Piedras.

El acto de reclamo se suma al las protestas y se solidariza con nuestros hermanos mexicanos en una protesta el miércoles 5 de noviembre frente al edificio Ramón Emeterio Betances (REB) de la Facultad de Ciencias Sociales comenzando a las 11:00AM.

La actividad, convocada por el Consejo General de Estudiantes (CGE) del Recinto de Río Piedras en colaboración con el Frente Estudiantil por una Educación Pública y de Calidad (FEEPAC), y la Asociación de Profesores Puertorriqueños Universitarios (APPU) estará compuesta por un acto simbólico, un minuto de silencio, y expresiones por parte de estudiantes, profesores, además de un mensaje por parte de Sarahí Veloz, estudiante mexicana del Conservatorio de Música de Puerto Rico.

“Nosotras y nosotros, estudiantes de la Universidad de Puerto Rico nos unimos a la rabia del pueblo mejicano y a sus reclamos por el regreso de los 43 estudiantes desaparecidos. Al parecer la lucha por una educación pública, accesible y de calidad representa para los gobiernos una amenaza. Sus luchas son las nuestras. Basta de criminalizar a estudiantes que buscan mejorar la educación de su país. Hoy los estudiantes de Puerto Rico y del mundo exigimos que aparezcan los 43”, expresó la presidenta del CGE, María M. Colón Cruz.

Es necesario recalcar que los estudiantes en el estado de Guerrero, provienen de los planteles de la escuela Normal Ayotzinapa, una escuela que abrió sus puertas en 1926 como parte de un proyecto del gobierno del Estado de Guerrero, que no solo buscaba formar maestros, sino líderes comunitarios comprometidos a combatir el analfabetismo con el fin de lograr reducir la pobreza en las zonas rurales de México. Desde que se fundó la escuela, ésta no solo sirve como un foro educativo, sino como un espacio donde los más desaventajados económicamente, pueden dormir, abastecer el hambre y alejarse de malestares sociales como el narcotráfico.

Publicado en UPR
Viernes 15 de agosto de 2014 05:00

Una semana en el paraíso mexicano

“Dame un vodka con china, por favor”, le dije al bartender mientras me recostaba de la barra del hotel, cansado pero satisfecho de por fin haber llegado a territorio mexicano para tomar una semana de vacaciones, luego de tres horas de vuelo.

Era Cancún, ambiente tropical, las gotas de sudor bajaban por mi rostro y el bartender aún no servía mi trago, símbolo del comienzo del tiempo de ocio. No perdí oportunidad para saborear unos ricos nachos con guacamole y salsa mexicana, a la vez que escuchaba el sonido de la música mariachi de fondo.

“Señor, ¿con qué desea acompañar el vodka?”, me preguntó Emiliano, quien se convirtió en un buen amigo durante mi estancia en el complejo hotelero. “China, jugo de china”, le repetí, a lo que el oriundo de Cancún me contestó: “Señor, lo que tenemos es jugo de naranja y arándano”.

Fue entonces cuando comencé a desprenderme, por una semana, del vocablo puertorriqueño, sustituyendo china por naranja, arándano por cranberry, sorbeto por popote y hasta el "Arriba, Puerto Rico" por el "Viva, México", literalmente.

Shot 'Viva, México', mezcla de rones locales.

Luego de agradecer por su servicio y de pedir disculpas por, según él, haberle pedido un trago con un jugo “proveniente de la China”, me dirigí con mi grupo de vegabajeños a la Playa Maroma, uno de nuestros lugares preferidos durante nuestra estancia, sin duda. Era agua cristalina y refrescante, un estrecho de arena blanca impecable, de nubes inexistentes y peces coloridos que se paseaban entre nosotros. En fin, un paraíso situado en el Estado de Quintana Roo.

Fue una semana llena de ricuras caribeñas: todo tenía pique, incluso las comidas del desayuno. Los guacamoles sabían a gloria; había que tener “babilla” para tragarse las fajitas sin tener, al menos, agua en mano. Al mediodía las margaritas fueron nuestras mejores aliadas cuando disfrutábamos de la piscina.

Pero nuestra semana también estuvo llena de enriquecimiento cultural. Tuvimos, por ejemplo, la oportunidad de visitar una de las siete maravillas del mundo, el Chichen Itzá, parque arqueológico de la península de Yucatán, en México, que posee una de las arquitecturas más impresionantes del planeta, la pirámide del Templo de Kukulkán.

Templo de Kukulkán, situado en el parque ecológico Chichen Itzá, una de las siete maravillas del mundo.

Fue interesante el hecho de que durante la gira turística nos guiaron puros mexicanos de sangre maya, y no los mexicanos de tez blanca con los que interactuamos toda la semana en el área más turística. Eran seres muy amables, de características distintivas.

Ese viernes, la cultura maya fue la orden del día. Fue toda una aventura, acompañados de turistas colombianos, cubanos, canadienses, asiáticos, australianos y estadounidenses. Cinco horas de viaje, de tomar ricas cervezas locales y de intercambio cultural con nuestros amigos suramericanos: así transcurrió nuestro paso por el Chichen Itzá y, posteriormente, durante la visita a uno de los cenotes del estado de Yucatán, una enorme caverna con agua que, al primer contacto con ella, nos recordó al Yunque.

Disfrutando de las exposiciones creadas por los mayas de la zona arqueologica del Chichen Itzá.

No había puertorriqueños, ni caribeños, sólo nosotros…un grupo de siete boricuas al que los locales asociaban con la “Gasolina” de Daddy Yankee o con el “Suavemente” de Elvis Crespo. Así también nos sucedió con otros turistas; americanos y europeos se sobresaltaban una vez nos remeneábamos en la pista de la discoteca cuando sonaba la “Brujería” de El Gran Combo de Puerto Rico o “Pobre Diabla” de Don Omar.

“Ustedes los ‘portorriqueños’ sí que saben bailar”, nos dijo un huésped mexicano, luego de haber bailado una rica salsa de Victor Manuelle.

Así gozamos y disfrutamos de este viaje que tanto planeamos para celebrar nuestra graduación de bachillerato de la Universidad de Puerto Rico este verano. Nos llevamos un poquito de la cultura maya, mientras que nosotros, boricuas al fin, nos encargamos de dejar en México un pedacito de nuestro sabor caribeño.

Publicado en Escribanía
Lunes 28 de julio de 2014 05:00

Hacer periodismo en la frontera

Las amenazas y las fuertes adversidades no silencian su labor informativa. Estos medios comparten algo en común: ambos se encuentran en ciudades fronterizas y han sido parte de contextos de violencia que han denunciado y han tenido que adaptarse para sobrevivir.

El diario Zeta de Tijuana nació de la idea de Jesús Blancornelas de establecer una publicación independiente. Tuvo que abandonar puestos directivos en otros medios por no aceptar comprometer la línea editorial. Es así como fundó ABC en 1977. Después de lograr gran circulación y aceptación en Tijuana, un grupo de choque de la Confederación de Trabajadores mexicanos tomó sus oficinas en el 79 y destituyeron a Blancornelas como director.

Esto dio paso a ZETA, que vio la luz el 10 de abril de 1980. “Hoy, lo único nuevo, es que del ABC nos vamos a la Z. Del principio al fin del abecedario. Fin que no tiene continuación sino permanencia”, estas fueron de las primeras declaraciones que Blancornelas escribió en la edición número uno del semanario.

Como consecuencia de su línea crítica y política, Blancornelas ha sido blanco de ataques. Fue víctima de un atentado el 27 de noviembre de 1997 donde murió su escolta Luis Valero. Hasta el momento, las autoridades no han podido esclarecer los hechos y continúa en total impunidad.

Al cumplirse el primer aniversario de su publicación, Blancornelas escribía el periódico desde Estados Unidos mientras el codirector Héctor Félix Miranda, con el apoyo del jefe de redacción, Raúl Topete, manejaba el personal en Tijuana, donde se elaboraba la publicación para de ahí enviarse a imprimir a San Diego.

El silencio a balazos

En México, en aquel tiempo, el papel periódico lo controlaba la federación a través de Productora e Importadora de Papel, S. A (Pipsa). Si las autoridades decidían presionar a un medio impreso, simplemente le reducían o de plano le cortaban el suministro de material. Esa fue una de las razones por las que Blancornelas decidió imprimir su periódico en San Diego. Después de la devaluación en México de 1982, el periódico se convirtió en semanario y se publicaba únicamente los viernes. 

El 20 de abril de 1988, Héctor “el Gato” Félix Miranda, codirector del semanario, conducía su camioneta por las calles de Tijuana cuando un auto negro le impidió el paso. Dos balas disparadas desde el vehículo terminaron con su vida.  Miranda denunciaba la corrupción, enriquecimiento ilícito, narcotráfico, torturas, asesinatos y señalaba a individuos directamente desde su columna, “Un poco de algo”. Se detuvo a dos personas por el crimen, pero nunca se dio con el autor intelectual.

El 22 de junio de 2004, el entonces editor de ZETA, Francisco Ortiz Franco, fue asesinado por un hombre encapuchado que le disparó cinco balas a quemarropa, cuando se encontraba a bordo de su automóvil acompañado de sus dos hijos. Esto ocurrió en las inmediaciones de la Subprocuraduría de Justicia del Estado.

Debido a su línea de investigación y denuncia, el medio sufrió otras agresiones. En 1983, la Aduana de Tijuana confiscó maquinaria y automóviles del semanario bajo el pretexto de encontrar irregularidades, pero no se interrumpió la publicación. En 1985 la Policía Judicial del Estado retiró toda una edición del semanario porque en ella se denunciaba la complicidad oficial con el narcotráfico. Los editores reimprimieron la edición. Dos años más tarde, el frente de las oficinas fue blanco de una ráfaga de metralleta; se presentó una denuncia pero nunca se localizó a los culpables. En el 2005, policías del Municipio que encabezaba Jorge Hank Rhon multaron a vendedores, argumentado falta de permiso para vender el semanario.

Para retratar la labor y los obstáculos de hacer periodismo en Tijuana, Bernardo Ruiz realizó el documental Reportero que se centra en el periodista Sergio Haro del semanario ZETA. Aunque a Blancornelas nunca le gustó ser noticia, su legado y escuela que formó en ZETA queda para la posteridad.

Otro gran ejemplo de periodismo en la frontera es el Diario de Ciudad Juárez. Este medio, sus reporteros y reporteras tuvieron que aprender a hacer coberturas de riesgo de un día para otro. La violencia llegó y tuvieron que adaptarse para contar historias de mujeres asesinadas, personas desparecidas y víctimas. No les quedó otra opción. Muchos periodistas de Chihuahua y Juárez tuvieron que salir del país buscando salvar sus vidas.

Una de sus editoriales dio vuelta al mundo. El 19 de septiembre de 2010, publicaron un texto con el título de "¿Qué quieren de nosotros?" Cansados de vivir bajo riesgo y fuego cruzado alzaron la voz: “Señores de las diferentes organizaciones que se disputan la plaza de Ciudad Juárez: la pérdida de dos reporteros de esta casa editora, en menos de dos años, representa un quebranto irreparable para todos los que laboramos aquí y, en particular, para sus familias".

"Hacemos de su conocimiento que somos comunicadores, no adivinos. Por tanto, como trabajadores de la información, queremos que nos expliquen qué es lo que quieren de nosotros, qué es lo que pretenden que publiquemos o dejemos de publicar, para saber a qué atenernos”.

El 13 de noviembre de 2008 fue asesinado José Armando “El Choco" Rodríguez afuera de su casa y frente a sus hijas. Llevaba más de 10 años cubriendo la fuente policiaca en Ciudad Juárez y era conocido como el periodista más experimentado e informado sobre temas de seguridad en esa frontera.

Luis Carlos Santiago, de 21 años, fue declarado muerto en el lugar del ataque. Él y su compañero de trabajo estaban dentro de un auto en el estacionamiento de un centro comercial, según reporta el diario en septiembre de 2010. Santiago se encontraba en el asiento del conductor cuando le dispararon. El periodista herido fue hospitalizado en condición crítica.

El 6 de marzo de este año, las instalaciones El Diario de Ciudad Juárez y del canal 44 de televisión local recibieron ataques. En ninguno de los dos casos hubo muertos o heridos.

El ataque contra El Diario ocurrió a las 1:05 p.m. hora, cuando una minivan gris con vidrios polarizados ingresó al estacionamiento del medio, y uno de sus tripulantes disparó al menos siete veces contra la recepción, según testigos y videos de seguridad de la empresa. 

Estos son dos muestras de periodismo en la frontera en México y de los peligros que enfrentan sus reporteros. Sin duda demuestran que a pesar de las adversidades, acosos, amenazas y hostigamiento en contextos de violencia, corrupción y falta de datos, voces de denuncia e información son fundamentales para la sociedad.

Recientemente, el director general del diario Noroeste, Adrián López Ortiz, fue atacado por dos hombres que robaron sus pertenencias y después de haberse dado a la fuga, regresaron a dispararle en una pierna. Esto se da en un contexto de acoso contra el periódico que tiene su base en Sinaloa y que ha sufrido una serie de agresiones y amenazas por parte de autoridades locales después de la detención del narcotraficanta Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como "El Chapo Guzmán".


Esta nota fue publicada originalmente en El Toque.

Publicado en Internacional

"Solo quiero salir de todo esto", repite a IPS entre frecuentes suspiros la joven mexicana Yakiri Rubí Rubio Aupart, que desde diciembre de 2013 enfrenta un juicio por el asesinato de su violador.

Yakiri, de 21 años, vive en el populoso barrio de Tepito, una de las zonas más peligrosas de la capital de México.

La tarde del 9 de diciembre, iba a reunirse con su novia cuando fue interceptada por dos hombres en la calle, que la raptaron, amenazándola con una navaja, la subieron a una motocicleta y la llevaron a un hotel, según la versión que ella ha defendido durante el proceso.

Según su testimonio, los dos hombres la golpearon. Uno de ellos, Miguel Ángel Anaya, de 37 años y 90 kilos, la violó, mientras su hermano, Luis Omar Anaya, salía a fumar. La joven se defendió e hirió a su agresor en el vientre y el cuello con su propia navaja. El hombre comenzó a desangrarse, pero tuvo tiempo de salir del hotel y huir en su moto.

Ella también salió corriendo del hotel y pidió ayuda a unos policías. Sangrando y semidesnuda llegó a una oficina del Ministerio Público (fiscalía), a tres cuadras del lugar.

Mientras esperaba que la atendieran varias heridas, una de ellas de 14 centímetros en un brazo, llegó su segundo agresor y la acusó de asesinar a su hermano por un pleito de amantes, algo que su condición de lesbiana desmonta, según su defensa.

Yakiri fue trasladada a una prisión de mujeres ya sentenciadas, acusada de homicidio calificado, un delito penado con cárcel de 20 a 60 años.

Tres meses después, un juez reclasificó el delito por el de "legítima defensa con exceso de violencia", asignó una fianza, que a la familia le costó mucho reunir, del equivalente a 10,000 dólares y le permitió seguir el juicio en libertad bajo presentación semanal ante el tribunal.

Ahora, vive encerrada en su casa, debido a las constantes amenazas que han recibido ella y familia. Solo sale acompañada de sus padres.

"Pasó de una cárcel a la otra", dijo Marina Beltrán, su madre de crianza desde que tenía seis meses, presente durante la entrevista con IPS.

Luis Omar Anaya negó haber participado en el rapto y, según su versión, aseguró que estaba en su casa, a poca distancia del hotel, cuando su hermano llegó moribundo.

Además, el lunes 23 solicitó ante un juez federal que se revoque la libertad condicional, en un amparo sobre el que hay que decidir en un plazo de 90 días. IPS intentó sin éxito dialogar con el abogado de Anaya.

Todo el proceso ha puesto en evidencia una red de protección judicial sobre los hermanos Anaya, que incluye la fabricación posterior de pruebas en contra de la joven.

Para los colectivos de defensa de los derechos de las mujeres en México, Yakiri se ha convertido en un emblema contra el machismo que impera en las instituciones que imparten justicia, donde el principio es desestimar lo que digan las mujeres violadas.

"Miles de mujeres han sido asesinadas luego de ser violadas y los feminicidas siguen libres. Pero una mujer violada que se defiende de la muerte termina en la cárcel y uno de sus violadores queda libre", escribió la periodista y activista Lydia Cacho.

Por lo menos, el caso ha mostrado todas las deficiencias del sistema de justicia frente a una violación.

Cada año, se denuncian 15,000 violaciones en México, pero solo 2,000 llegan a juicio y poco menos de 500 culminan en una condena, según el Informe de la Violencia Feminicida en México 1985-2010, realizado por el parlamento y el gobierno con ONU Mujeres.

La situación real es peor porque solo entre 12 y 15 por ciento de las niñas o mujeres violadas lo denuncian, según el reporte que presentó Amnistía Internacional en julio de 2012 al Comité de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación Contra la Mujer.

"Amnistía Internacional no tiene conocimiento de la existencia de pruebas que demuestren que el número de violaciones está disminuyendo o que los enjuiciamientos y sentencias condenatorias están incrementándose", asegura.

En el caso de Yakiri, los funcionarios del Ministerio Público tardaron nueve días en abrir una investigación sobre la violación y pasar el expediente a una fiscalía especializada en género.

Tampoco fue revisada por una ginecóloga, no le dieron atención psicológica, ni pastillas para evitar un embarazo, como establece la legislación del Distrito Federal, asiento de Ciudad de México.

La Norma Oficial Mexicana 046, vigente desde 2005, estipula que en caso de violación, "las instituciones prestadoras de servicios de atención médica deberán (...) ofrecer de inmediato y hasta en un máximo de 120 horas después de ocurrido el evento, la anticoncepción de emergencia" y están obligadas a "prestar servicios de aborto médico".

Otro elemento machista, explica a IPS la abogada defensora Ana Katiria Suárez Castro, quien atiende gratuitamente el caso de Yakiri. Aseguró que la clasificación de "exceso de violencia" en la legitima defensa se usa mayoritariamente contra mujeres violadas.

El principal antecedente de este caso ocurrió en febrero de 1996, en el Estado de México, por el que se expande la metrópoli capitalina, cuando al salir de una fiesta, una joven disparó y mató al novio de una amiga que pretendía violarla.

Un juez consideró entonces que, como la sangre de él estaba saturada de alcohol y la de ella no, el agresor no era consciente de sus acciones, mientras que la joven sí pudo haber evitado las suyas.

"¡El exceso de violencia en la legítima defensa es absurdo! ¿Cómo te puedes defender poquito?", exclama la madre de Yakiri.

El matiz es determinante. Si el juez no hubiera establecido el exceso de violencia al reclasificar el delito, la joven habría sido exonerada; en cambio, si el juez determina que es culpable de un exceso de violencia, la joven deberá pagar a la familia de su agresor más de 28,000 dólares para "reparar el daño".

En contraparte, la denuncia por la violación está bloqueada porque, para la fiscalía del Distrito Federal, el agresor ya pagó. Los fiscales no han considerado la reparación del daño, ni la participación del segundo agresor.

Seis meses después de la violación, Yakiri y su familia mantienen dos batallas: una legal, para ser exonerada del asesinato y para que haya una reparación del daño, y otra personal, para vivir sin miedo y recuperar sus vidas.

Durante este tiempo sus padres abandonaron sus trabajos y sus hermanos dejaron la escuela. La familia recibe acompañamiento psicológico. Ella ha tenido que acostumbrarse a tratar con periodistas.

"Al principio fue horrible, me ponía a llorar, porque cada vez que tengo que contar lo que pasó es como volver a vivirlo. Ya no lloro. Solo quiero que esto se acabe", dice.

También quisiera volver a estudiar. "Siempre me gustó más trabajar. Pero ahora desearía aprender de leyes para ayudar a otras mujeres que pasan lo mismo que yo y no tienen a una abogada como la mía", dijo esbozando, por fin, una débil sonrisa.

Publicado en Internacional

Con el propósito de crear una herramienta que ayude a reducir los niveles de conflictividad social y promover la no violencia en contextos de exclusión, un colectivo de mujeres residentes en Puerto Rico celebraron en San Cristóbal de las Casas en el Estado de Chiapas, México, el Taller de arte y comunicación para la paz.

El evento, que se llevó a cabo del 19 al 30 de octubre de 2013, buscó también preparar jóvenes para ser promotores de paz, construyendo con el grupo destrezas que les permitan documentar violaciones a los derechos humanos, compartir saberes sobre la negociación de los conflictos y proveer para la sustentabilidad económica y cultural de sus comunidades.

“Lo pensamos como un modelo para desarrollar culturas de paz con justicia social y equidad. Establecimos como misión construir la reflexión y la acción (personal y colectiva) respecto a la creación de una cultura de paz proactiva, en el contexto de soberanía económica y desarrollo sustentable”, explicó la doctora Liliana Cotto Morales, miembro de la Cátedra UNESCO de Educación para la Paz de la Universidad de Puerto Rico (UPR). La Cátedra es parte del Instituto Internacional de Educación para la Paz, que realizó su encuentro bi-anual este año en la UPR. 

El taller generó experiencias de arte y comunicación, utilizando como herramientas la fotografía y el video, además de técnicas teatrales y de danza, enmarcado dentro de la educación como formación integral.

“En el taller incorporamos los contenidos de educación para la paz desarrollados en el Seminario Intercultural Mayense de San Cristóbal de las Casas, los de Fundeconp (Fundación de una convivencia pacífica), de Santa Cruz, Bolivia, fundación promotora de estrategias educativas para la paz y las experiencias de la Cátedra UNESCO de Educación para la Paz de la UPR”, indicó la doctora.

San Cristóbal fue escogido como el primer lugar para llevar a cabo el modelo piloto, en atención a las violaciones continuas de los derechos humanos en Chiapas. Según el Instituto, el estado chiapaneco es el segundo estado con mayor grado de marginación en México. Las inequidades educativas, económicas, del entorno, de salud y políticas causan la migración de entre 30,000 y 50,000 chiapanecos.

El taller contó con la participación de jóvenes de distintas edades, religiones y círculos sociales, con el propósito de estimular los vínculos solidarios entre grupos de discursos y desarrollar tácticas diferentes pero convergentes en el objetivo de caminar hacia una cultura de paz, fortaleciendo la interculturalidad, la autonomía, la dignidad y la soberanía alimentaria.

“Comenzamos con jóvenes de Chiapas como proyecto piloto. Aspiramos a obtener financiamiento para reproducir el modelo haciendo los cambios pertinentes, con jóvenes de Puerto Rico. Por medio de las experiencias comparativas se pretende empoderar a los y las jóvenes para que generen acciones interculturales que transformen su realidad”, enfatizó Cotto.

Por otro lado, Cotto explicó que el taller fue desde su planificación una herramienta para contribuir a generar capital humano que ayude a crear estructuras sociales y económicas, inclusivas, autogestionadas y pertinentes para los participantes. “Fue un proceso de inmersión en que las educadoras convivieron con los y las educandos durante doce días en las instalaciones de la Universidad de la Tierra. La  enseñanza-aprendizaje se llevaba a cabo alternando las charlas y los conversatorios de contenidos teóricos con las explicaciones y los ejercicios prácticos de los componentes de fotografía, cine, artes escénicas y baile”, señaló la doctora del Instituto.

Los ejercicios se trabajaron de manera interactiva y práctica. Las facilitadoras presentaban los materiales y los educandos aportaban sus reflexiones que transformaban y en ocasiones rechazaban el material ofrecido.

Entre la selección de temas e imágenes que se utilizaron en el componente teórico del taller, contextualizados a partir de una perspectiva macrosocial (capitalismo, colonialidad, interculturalidad) y microsocial (impactos en las subjetividades y en las identidades colectivas).

En primer lugar, la paz y la guerra fueron temas que se analizaron a partir del principio de que la injusticia y la desigualdad crean las condiciones para la guerra, por lo cual para que haya paz permanente tiene que haber igualdad. Se abordó también, el tema de la diversidad, que se desarrolló alrededor de las preguntas ¿es malo ser diferente?, ¿qué nos hace diferentes? y ¿cómo podemos manejar nuestras diferencias? Se realizó, además, un análisis de conflictos.

“Al reflexionar sobre este tema concluimos que siempre existirán conflictos en la sociedad, que somos generadores de éstos pero que las personas no son el conflicto. Por lo cual, no hay personas conflictivas sino personas que viven conflictos”, indicó Cotto.

En cuanto a la negociación, se conceptuó como una herramienta de conciliación, se analizó como un proceso a través del cual dos personas o grupos en conflicto puedan aumentar sus posibilidades de resolver la diferencia por vía de la satisfacción de sus intereses y necesidades, alcanzando un nivel de respeto y convivencia sana.

El esfuerzo del Instituto busca desarrollar una cultura de paz, que implica reconocer los conflictos como espacios en los que se encuentran, se trabajan y armonizan los diversos intereses y miradas de personas, grupos o comunidades.

El Instituto busca constriur agendas de paz, pero para construirlas se requiere la práctica de una tolerancia proactiva que no significa indiferencia. Incluye, además, la responsabilidad de educar para la tolerancia, un enfoque positivo hacia la diferencia de etnias, pensar de manera integradora, combatir el racismo y practicar una educación intercultural. “Todo lo anterior contribuye a generar un clima positivo en el que se prioricen las convergencias y las similitudes”, concluyó Cotto. 

Publicado en Internacional
Lunes 10 de junio de 2013 15:56

Monsanto solicita patentes del maíz mexicano

La posible autorización del gobierno mexicano a las cinco solicitudes hechas por Monsanto y Pioneer Hi-Bred, a través de su filial PHI México, para la siembra a escala comercial de maíz genéticamente modificado sobre, al menos, 1 millón 400 mil hectáreas en Sinaloa y Tamaulipas ha puesto en vilo al mundo entero, asegura Pat Mooney, director ejecutivo del Grupo de Acción sobre Erosión, Tecnología y Concentración, también conocido como Grupo ETC.

El Premio Nóbel Alternativo 1985 señaló que ésta es la primera vez en la que uno de los cultivos más importantes para la alimentación en el mundo es amenazado en su centro de origen y diversificación.

“Si la contaminación y la destrucción ocurren en México, veremos la destrucción del arroz en Asia, del trigo en el Oriente Medio y de todos los grandes cultivos alimentarios del mundo,” aseguró Mooney.

En entrevista con la revista Contralínea, Mooney advierte que el maíz, principal cultivo de México, de países de América Central y de la humanidad, pretende ser utilizado por las trasnacionales como herramienta para el control político y económico: “Un intento por controlar la soberanía alimentaria y la agricultura en todo el mundo,” observó el Director Ejecutivo del Grupo ETC.

De acuerdo con Mooney, la importancia del control de las trasnacionales sobre el maíz se puede expresar en una cifra: el 45 por ciento de los recursos que éstas gastan en investigación sobre semillas lo destinan sólo al maíz.

El también especialista en agricultura, biotecnología, biodiversidad y nanotecnología resaltó que pese a que los campesinos y los pueblos del mundo han domesticado y desarrollado más de 7 mil cultivos alimentarios, las trasnacionales dedican casi la mitad de los gastos de investigación sólo al cultivo de maíz.

“Esto es porque quieren hacer del maíz muchas más cosas que alimento”, advirtió. Explicó, además, que mientras que en el pasado el desarrollo de una nueva variedad de semillas convencionales le costaba a las empresas 1 millón de dólares, el desarrollo de una variedad genéticamente modificada cuesta alrededor de 136 millones de dólares. “No sólo resulta económicamente ruinoso, sino también riesgoso”, aseguró.

A ello se suma la dificultad para convencer a algunos gobiernos, campesinos y ciudadanos de los beneficios de los transgénicos. Como resultado, las empresas intentan desplazarse hacia la biología sintética. En lugar de transferir genes entre especies, como sucede con los transgénicos, caminan hacia la construcción de ácido desoxirribonucleico (ADN) desde cero.

“Con la biología sintética se pueden construir cadenas de pares base de ADN a partir de nada para construir especies. Así que el genoma del maíz, igual que el genoma humano, ha sido tomado; se toma como base o formato y a partir de ahí se construyen distintas estructuras,” mencionó Mooney.

Además, Mooney subrayó que para las seis grandes empresas, o “las seis gigantes genéticas” (Monsanto, Syngenta, Bayer, Dupont, Dow Agrosciences, Basf), la naturaleza es sólo el punto de partida, una plantilla, un formato, un machote para construir nuevas formas. El especialista afirmó que las trasnacionales han llegado al punto de afirmar que son capaces de generar en un tubo de ensayo más biodiversidad que la existente en la Amazonía.

La biología sintética ha hecho posible que el maíz –que es alimento en México– sea utilizado para producir plásticos, cosméticos, combustibles e incluso químicos. “Ven al maíz no sólo como la base de la alimentación sino como la materia prima para la producción de todo tipo de mercancía”, indicó Mooney.

El experto sostuvo que el maíz es un cultivo extraordinariamente flexible y ello hace que las trasnacionales y sus científicos piensen que el maíz les podría permitir hacer prácticamente cualquier cosa.

“La amenaza a su monopolio consiste básicamente en que México es el centro de origen y diversidad del maíz. La diversidad es una amenaza para las trasnacionales porque significa que podrían existir otras alternativas al control corporativo. Imagínense qué tan enfermo está el mundo cuando a la naturaleza se la denomina competencia”, recriminó.

Con 59 razas clasificadas y miles de variedades nativas distribuidas a lo largo y ancho del territorio nacional, México es cuna del maíz (el segundo cereal más importante en el mundo), centro de origen, diversificación y reservorio genético global del grano.

Por ello, Mooney considera que la lucha que se lleva en México es de vital importancia. “Si logran su cometido y creo que pueden ser exitosos en detener la introducción de maíz transgénico a México, entonces existe esperanza para todos los demás pueblos del mundo de detener la introducción de transgénicos en sus territorios. Si dejamos que las corporaciones ganen aquí, no habrá manera de detenerlas,” finalizó Mooney.

Publicado en Local

Hace unos días en el marco de sus primeros cien días de gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto presentó su propuesta de reforma constitucional en materia de telecomunicaciones, en la que pretende poner fin a los monopolios de Telmex y el duopolio televisivo de Televisa-TV Azteca, así como garantizar el derecho a la información.

Los involucrados en la realización de esta reforma advierten que se incorporó por primera vez en los artículos 6° y 7° de la Constitución conceptos a favor de la libertad de expresión, la prohibición de publicidad integrada (propaganda política presentada como información noticiosa), y el acceso a nuevas tecnologías como derecho universal.

Llama la atención que se haya incorporado conceptos a favor de la libertad de expresión, ¿qué otros conceptos se le puede añadir a lo que claramente ya establecen los artículos 6° y 7°?
El artículo 6° señala, “La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque a la moral, los derechos de terceros, provoque algún delito o perturbe el orden público; el derecho a la información será garantizado por el Estado”.

Por su parte, el artículo 7° señala lo siguiente, “Es inviolable la libertad de escribir y publicar escritos sobre cualquier materia. Ninguna ley ni autoridad puede establecer la previa censura, ni exigir fianza a los autores o impresores, ni coartar la libertad de imprenta, que no tienen más límites que el respeto a la vida privada, a la moral y a la paz pública. En ningún caso podrá secuestrarse la imprenta como instrumento de delito”.

En lo que va de los primeros tres meses del retorno al poder del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se han registrado una serie agresiones contra el gremio periodístico y que ha llevado a organizaciones periodísticas a tomar acciones drásticas.

El diario El Siglo de Torreón, el Diario de Juárez y las televisora Canal 44 de Ciudad Juárez, sufrieron una serie de ataques contras sus instalaciones; el asesinato del periodista Jaime Guadalupe González, fundador y director del portal web Ojinaga Noticias, y que horas después del artero crimen, el sitio web cerró definitivamente; el diario El Zócalo de Saltillo anunció que dejará de publicar información relacionada con el crimen organizado ante la falta de garantías de seguridad; la criminalización del gobierno de Veracruz al fotoperiodistas Félix Márquez de la agencia Cuartoscuro, que captó imágenes del grupo de autodefensa que surgió hace unos días en el municipio veracurzano de Tlalixcoyan; éstos incidentes se suman a la ya larga lista de agresiones que ha venido sufriendo el periodismo mexicano en los últimos años.

Inacción, insensibilidad e indiferencia del Estado

El periodista Jaime Guadalupe González es el primer periodista asesinado bajo el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. Mientras que el Senado de la República condenó el asesinato de éste y los ataques a El Siglo de Torreón, El Diario de Juárez y a la televisora el Canal 44. Asimismo, exhortó a la Procuraduría General de la República que tome las medidas necesarias para poner un alto a la impunidad en las agresiones contra informadores e instalaciones de medios de comunicación, así como garantizar la implementación de la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, sin embargo, el Presidente Enrique Peña Nieto ni la Presidencia de la República no han hecho ningún pronunciamiento al respecto.

Tal parece que la indiferencia, y sobre todo el silencio, han caracterizado al actual gobierno de Enrique Peña Nieto respecto a este tema. Ni los múltiples exhortos, insistencias y llamamientos por parte de organizaciones de derechos humanos y de defensa y protección a periodistas han hecho reaccionar a este gobierno. Al menos el anterior gobierno de Felipe Calderón tuvo el atrevimiento para señalar a los principales depredadores de los comunicadores, pero no tuvo la misma audacia para poner un alto a esto como lo hizo con tanto ahínco con el combate al narcotráfico.

La esperanza es lo último que muere

Es por esa razón, que la organización Internacional Artículo 19 ha lanzado una iniciativa en línea llamada Impunidad Mata para recabar un millón de firmas para pedirle a las autoridades terminar con la impunidad existente en el país y exigir que se ponga fin a la violación de la libertad de expresión y a los asesinatos y desapariciones de periodistas. Asimismo, se le exhorta al presidente Peña Nieto le otorgue a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión las atribuciones necesarias para proteger a los periodistas. Esperemos que un millón de firmas de mexicanos sea suficiente para sensibilizar y despertar del letargo en el que se encuentra el Estado mexicano ante este tema.

Ante la actual situación, qué sentido tiene licitar dos nuevas cadenas nacionales de televisión, garantizar el acceso a nuevas tecnologías y desarrollar una red pública para ampliar el acceso a servicios digitales, sobre todo lo que respecta a la Banda Ancha, si los hombres y mujeres que día con día proveen de información veraz y oportuna a la sociedad están siendo aniquilados ante las narices de todos. ¿Por qué se requiere de una reforma de telecomunicaciones para que el Estado ahora sí, según dicen, podrá garantizar la libertad de expresión y el derecho a la información, cuando ésta ya está planteada en la Constitución? ¿Quizá ésta reforma sólo pretende proveer más opciones de contenidos de entretenimiento que de información vital para la sociedad?
 

Publicado en Opinión y Debate
Inicio
Anterior
1
Página 1 de 4

Te Recomendamos