class="itemlist cat" id="catid" class="itemlist" >
02 ago, 2014

Archivo
Edición Impresa

Editorial de la UPR publica antología de periodistas puertorriqueños
Editorial de la UPR publica antología de periodistas puertorriqueños
Los periodistas de Puerto Rico tendrán un motivo más para celebrar su Día Nacional y su Semana de la Prensa, con la publicación del libro La noticia y yo, una…
UPR Río Piedras recibe a 2,483 nuevos Gallitos y Jerezanas
UPR Río Piedras recibe a 2,483 nuevos Gallitos y Jerezanas
La Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, (UPR-RP) recibirá esta semana a unos 2,483 estudiantes de nuevo ingreso en la actividad anual de orientación que marca el inicio…
Mitos y realidades de la hipnoterapia
Mitos y realidades de la hipnoterapia
Eran las 3:00 p.m. Una sensación de paz y tranquilidad se percibía en las paredes, en los cuadros, en el aire, en la sala de espera. La puerta que daba…
Cosplayers incentivan el turismo en Puerto Rico
Cosplayers incentivan el turismo en Puerto Rico
En Puerto Rico se celebran múltiples actividades y convenciones relacionadas al llamado cosplay. Hasta el momento, éstos espacios eran donde único los cosplayers podían ir a demostrar su talento y…
Un puertorriqueño en su Palestina
Un puertorriqueño en su Palestina
Hace unos días, en Palestina, el ponceño Alí Abdelaliz entregó un auto que había alquilado y regresó a pie a casa de sus padres. “Tuve que trasladarme caminando y pidiendo…
Enfermero de Guantánamo se niega a alimentar a la fuerza a reos en huelga de hambre
Enfermero de Guantánamo se niega a alimentar a la fuerza a reos en huelga de hambre
El prisionero Abu Wael Dhiab narró lo sucedido a su abogada, Cori Crider, que se refirió al enfermero como “el primer objetor de conciencia militar” de Estados Unidos en los…
Kit de supervivencia para los prepas
Kit de supervivencia para los prepas
Es normal temerle a lo desconocido. Al cursar el duodécimo grado, ya conocemos la escuela, los maestros y los compañeros, pero al llegar a la universidad, todo cambia y comienza…
RUM culmina mantenimiento de boyas para la temporada de huracanes
RUM culmina mantenimiento de boyas para la temporada de huracanes
El Sistema de Observación Oceánica Costera del Caribe (CariCOOS), junto al Grupo de Oceanografía Física de la Universidad de Maine, culminaron el mantenimiento anual de las cinco boyas instrumentadas CariCOOS,…
La libre asociación sobre el "ELA mejorado"
La libre asociación sobre el
Este pasado 25 de julio, el Gobierno de Puerto Rico celebró de manera oficial el aniversario número 62 del Día de la Constitución, ocasión que, dependiendo la ideología política de…
Apuntes sobre “Transexualidades: otras miradas posibles”
Apuntes sobre “Transexualidades: otras miradas posibles”
Miquel Missé es sociólogo, activista trans, catalán y cuerpo en tránsito. Además, es un discurso de fracturas y fragmentaciones, es la imbricación de los discursos asumidos, teórica y prácticamente, de…
Comienza la curación de obras para la Trienal del ICP
Comienza la curación de obras para la Trienal del ICP
El Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP) dio inicio a los trabajos de curación para la cuarta Trienal Poli/Gráfica de San Juan, América Latina y el Caribe, un evento cultural internacional…
Regresan las artes gráficas a "Malas Impresiones"
Regresan las artes gráficas a
El pasado jueves, 17 de julio, abrió la exhibición Malas Impresiones II en la Galería Guatibirí, localizada en Río Piedras. Este año marca el segundo consecutivo en el que se…
Aclaman a "El Extraordinario Sr. Júpiter" en Cinefiesta
Aclaman a
Los cortos puertorriqueños e internacionales presentados en esta edición de Cinefiesta fueron premiados anoche en el cierre del festival de cortometrajes, siendo El Extraordinario Sr. Júpiter el ganador mayor por Puerto…
"Sin filo" y la violencia en las relaciones amorosas
Entre los cortometrajes puertorriqueños que se destacaron en Cinefiesta estuvo Sin filo, un estudio de personaje o character study sobre las consecuencias de criarse siendo testigo de violencia doméstica, el…
Filosofía de un confinado
Filosofía de un confinado
El poema que da título a este escrito aparece en el disco Bobby Valentín va a la cárcel, grabado en vivo en el Oso Blanco, 1974. Tiene una dedicatoria: Para…
La marca de Harry Potter en nosotros
La marca de Harry Potter en nosotros
En el 1939, Jorge Luis Borges, sobre Out of the Silent Planet, escribió:“Lo admirable es la infinita probidad de esa imaginación, la coherente y minuciosa verdad de su mundo fantástico.…
Atletas de la UPR participarán en serie mundial de sóftbol femenino
Atletas de la UPR participarán en serie mundial de sóftbol femenino
La selección nacional de sóftbol femenino de Puerto Rico del  Little League Big League Softball (LLBLS) contará con cuatro jugadoras y dos técnicos deportivos representando a la Universidad de Puerto…
Listos los "12 Magníficos" para Centrobasket
Listos los
“Las 12 Magníficas” hicieron su trabajo: alcanzaron la medalla de plata en el campeonato del Centrobasket 2014 durante la pasada semana, capturaron uno de los boletos disponibles para los Juegos…
Martes 15 de julio de 2014 05:00

El perseguidor

Estos tuits son de terror: se trata de chamaquitas israelitas deseándole la muerte a árabes, bajo el lema #ZionStandUp. De inmediato colgué el enlace en mi muro de Facebook para compartir mi indignación. Al día siguiente, leí este status de un contacto: “No entiendo por qué Israel intensifica su bombardeo a Gaza si yo pegué mas de 20 letreritos en mi muro que decían que no estaba de acuerdo y discutí con un señor en la panadería cuando fui a comprar quesitos”. Se trata de una amiga cantándola como las ve. Y tiene razón.

Se ha escrito muchísimo en las redes acerca de la inutilidad de las redes en materia de activismo político. Y sin embargo, #DejenDeBombardear. Ahí está, mi granito de arena. Según Emmanuel Lévinas, el insomnio es una de las maneras en que manifestamos nuestra preocupación por el dolor que experimentan desconocidos y desconocidas en el mundo, así como de mantenemos alerta ante las catástrofes que tronchan sus vidas. La mayoría de mis contactos en Facebook no duermen. Postean la variedad de cosas a deshora. “Variedad” es una exageración. Más bien se trata de variaciones de un mismo dolor. Como en el jazz, tomas alternas del mismo tema. Ver El perseguidor, de Cortázar, donde el saxofonista Johnny Carter regresa de vagar por un campo lleno de urnas para tocar un tema titulado Amorous.

Yo no conozco a la mayoría de mis contactos en Facebook, pero intuyo que le duelen una gran variedad de cosas. Entre ellas, las imágenes de niños víctimas de bombardeos en Gaza, contrapuestas a las fotos de perfil de adolescentes israelitas en trajes de baño, exigiendo y/o celebrando su muerte. A uno le dan ganas de matar y/o de crear y/o de no posar más nunca en traje de baño, pero transa por no dormir y colgar más fotos y artículos sobre el mismo tema, rehusando variar el motivo para el dolor, seguido quizá por una canción como ésta.

De veras que no entiendo por qué Israel intensifica su bombardeo a Gaza [o sea, sí lo entiendo en tanto sé algo de política e ideología. No obstante,] pegué más de 20 letreritos en mi muro que decían que no estaba de acuerdo [porque qué más hacer, si no tengo misiles y no sé tocar el saxo] y discutí con un señor en la panadería [al cual estaba dispuesto a matar por razón de un extraño dolor que no comparto, pero me preocupa y quizá por ello, paso la noche despierto escuchando a Louis Armstrong, cuyo dolor tampoco comprendo del todo, y eso me preocupa también].

Hay días en que mirar mi newsfeed es como mirar un campo lleno de urnas, sin saber que son urnas, pero no importa, porque uno no las puede tocar. Y sin embargo, #DejenDeBombardear.


Guillermo Rebollo Gil es ensayista, poeta, sociólogo, abogado y profesor universitario. También es parte del grupo de colaboradores permanentes de Diálogo Digital. A continuación, su más reciente colaboración.

Publicado en Escribanía

Cuatro chicas conversan, ríen y se dan una cerveza muy a gusto. La diversión culmina cuando un joven se les acerca, en un intento de conversar con ellas. El chico les sonríe, bromea y hace preguntas personales. Las chicas no se muestran muy interesadas en él, por lo que le piden que se retire para continuar su plática sin su presencia. Como le ha sucedido a muchas personas, esa noche, el intento de flirteo del joven no obtuvo el resultado anticipado.

El coqueteo o flirteo se puede definir de diferentes formas y puede darse de distintas maneras. La forma apropiada en cómo se debe acercar a una persona a otra no es una fórmula estándar: lo que para una persona puede ser un piropo o un comentario halagador, para otra puede ser ofensivo o una falta de respeto.

Según el periodista y maestro en Comunicación, Víktor Rodríguez-Velázquez, quien defendió una tesis de maestría acerca del tema, el flirteo es un anglicismo que proviene de la palabra flirt. Sus modalidades lingüísticas varían: en España, por ejemplo, le llaman cancaneo, es decir, el rodear a un ente deseado con fines de atraerlo hacia uno, ya sea con la mirada o con el cuerpo.

“Todo acto de coqueteo tiene una base de seducción que, al final del día, es la búsqueda de seducir a alguien para hacer equis cosa”, puntualizó el periodista.

Por su parte, el profesor de la Universidad del Sagrado Corazón, el doctor Félix Jiménez, entiende que el flirteo es un prólogo, una invitación a otras cosas. Ambos investigadores coinciden en que el flirteo es una búsqueda.

Sin duda alguna, los modos de coquetear también han cambiado debido a los avances tecnológicos así como a los cambios sociopolíticos. Hace unos años, era normativa la misma narrativa: parejas que se conocieron mientras estudiaban o que quizás fueron presentados por medio de amistades. Hoy día, el flirteo se puede dar a través de otros canales.

Existen aplicaciones móviles que se utilizan específicamente para conocer personas y arreglas citas o hook ups, como Tinder y Grindr. Asimismo, redes sociales como Facebook y Twitter, y otras especializadas como Badoo, eHarmony y Match.com, se prestan para entablar conversaciones iniciales y hasta relaciones.

Según Jiménez, en el pasado, el flirteo se daba en persona y de forma más estructurada, y no era una acción mediada por la tecnología.

“El coqueteo se daba con más naturalidad y más espontaneidad porque no había otras maneras de comunicar esa emoción si no estabas frente a la persona. Ahora, el coqueteo se sugiere de muchas formas y de muchas maneras, no solamente con una palabra o una mirada en una discoteca o en un club sino también a través de los mensajes”, afirmó Jiménez.

A la hora de flirtear, no es novedad que cuando un hombre se acerca a una mujer, muchas veces ésta se siente incómoda porque el hombre es demasiado directo. El profesor Jiménez explicó que, históricamente, la mujer se dedicaba a la seducción, a sugerir algo. El hombre, por su parte, era más directo porque se dedicaba a la conquista.

Ahora, estas categorías han cambiado porque, según mencionó Jiménez, hoy día todo el mundo seduce y conquista, tanto los hombres como las mujeres.

El flirteo entre hombres gay

En la seducción siempre hay un ente pasivo y un ente activo. Según Rodríguez, cuando la interacción es entre dos hombres, hay más lucha, más reto.

“Ambos van a tener la competencia de quién va a tomar la iniciativa”, indicó.

Por otra parte, Rodríguez explicó a Diálogo que en su investigación etnográfica en discotecas gay del Puerto Rico “hubo de todo”, desde procesos de seducción cuasi románticos tipo película (en los que un hombre se tocaba su órgano y se pasaba la lengua por los labios) hasta una invitación a un trago y una conversación.

De acuerdo con Rodríguez, hay dinámicas que demuestran que la persona solo está buscando satisfacer una necesidad física y otras denotan un interés en formalizar una relación; cada cual va acorde a ciertos tipos de códigos.

“Si uno quiere una relación seria, no va a mirar al otro y agarrarse el pene. Estaría llevando un mensaje erróneo”, afirmó el periodista. Es por esto que a la hora del flirteo es clave ser claro en la proyección de la intención.

El tema del flirteo es uno que siempre estará sobre la mesa. Todas las dinámicas interpersonales, de una forma u otra, influyen en la formación de nosotros como seres sociales. Es complicado predecir si las dinámicas de seducción continuarán cambiando al pasar los años, pero lo que sí podemos afirmar es que, tanto entre homosexuales como entre heterosexuales, la pasión, el deseo y la atracción siempre van a existir y se van a manifestar de múltiples maneras.

Publicado en Opinión y Debate
Lunes 21 de abril de 2014 05:00

Toneladas de cirios

En vez de derretir toneladas de cirios y de gastar

el dinero en indescifrables obras de caridad,

las personas interesadas en la vida eterna

que posean un capital estorboso,

deben patrocinar la desintegración del camello…

-Juan José Arreola

En la portada de uno de los periódicos de la Isla se anunciaba el titular de una noticia que identificaba tres supuestas características compartidas por los miembros de una subcultura adinerada del área metro. Usualmente evito repetir las declaraciones de otros sobre temas de esa índole porque se me hace difícil creer que fue suficientemente bien pensada la metodología utilizada para alcanzar conclusiones fiables sobre las preferencias de nuestra clase alta. Sin embargo, en este caso, compartí una foto del titular en una de las redes sociales en la que comparto con mis amigos cercanos para proferir una simple opinión: en mi experiencia, no creo que la forma homogénea de vestir y comprar de ese sujeto adinerado puertorriqueño cualifique como cultura o identidad, hipótesis de la investigación periodística.  

Admito que mayormente mis experiencias con ese junte metropolitano se limitan a las experimentadas en la escuela superior ya que más de cinco años de educación privada fueron suficientes como para quitarme las ganas de pasármela con los que andan de yate en el fin de semana. Como quiera, con esa experiencia limitada me atrevo a inducir que el lado artístico que compone la ecuación “cultura” le interesa muy poco a los que llamamos guaynabitos, fresas o riquitillos.

El gusto se cultiva, no se compra, se puede heredar pero no se puede tomar a la fuerza, hay que trabajarlo. Desafortunadamente, esto se debe en gran medida a que parte de la experiencia artística es un lujo. Ya sea cine, pintura, literatura o cualquier otro medio, hay que dedicarle otras cosas además de esfuerzo para tener acceso y ese cálculo es fácil. Para tener acceso hay que tener tiempo y educación, para tener ambos tiempo y educación hay que tener capital. Pero una cosa no asegura la otra y lo puedes ver en las fotos con filtros predeterminados y las citas mal arrancadas de la tierra con la ayuda de Google para colorear perfiles en la web, tronchando la raíz, ignorando por completo el contexto. También lo puedes escuchar en la conversación forzada en los cocteles y las opiniones recicladas sobre la animación japonesa y el valor que se le adjudica sin cuestionamientos a la novela experimental —“si no la entiendo es porque seguramente es buena”. Especialmente lo puedes escuchar en la mejor defensa del ignorante, del profesor vago, del intelectual de pacotilla: “es que ya todo lo que se está haciendo se había hecho antes”, y la sigilosa sugerencia que le sigue, “así que no vale la pena ni intentarlo”.

“Se extinguen las colmenas”, lee un poema de Mara Pastor “ y no hay reporteros que develen los motivos en la primera plana…ni actos heroicos dentro de los panales”.[1]  Es que para ser abeja hay que primero tener fe y paciencia y, para tener ambos, primero hay que ser estúpido. 



[1]
“Desorden del colapso colonial” en Poemas para fomentar el turismo (2011) por Mara Pastor.

Publicado en Escribanía
Viernes 03 de enero de 2014 05:00

“Hasta que Facebook nos separe”

¿Compartirías una cuenta de Facebook con tu pareja? Para muchas personas, hacer todo juntos los hace felices. Desde compartir un mantecado o un hobby hasta ir de paseo y salir con amistades similares. Otros, por su parte, prefieren compartir una cuenta en alguna red social.

Ana y Carlos se conocieron a través de MySpace y hace siete años son novios. Aunque parecería una cuenta de Facebook común y corriente, sus “status” revelan que son dos personas quienes la operan. Mientras él hace publicaciones de carros, ella prefiere los trajes y las carteras, ambas personalidades hacen un reflejo confuso del creador del perfil.

Esta pareja de jóvenes unidos por las redes sociales decidieron hace un año compartir juntos una sola cuenta en Facebook. Para buscarlos en la red social, sólo hay que escribir la combinación de sus nombres, en este caso, ‘Carlos Ana’. Ambos coincidieron que tomaron esta decisión porque no tienen nada que esconderle al otro.

“No nos ha causado ningún tipo de problema, al contrario, es un poco divertido porque cuando chateo con unas de mis amigas él entra en la conversación para hacerme bromas,” indicó Ana, de 21 años.

El estudio Can you see how happy we are? Facebook images and Relationship Satisfaction, realizado en 2013 por la Universidad de California, reveló que las parejas que publican más acerca de sus relaciones en la red social informan estar más felices y más seguros en su relación.

Por otro lado, los celos y la invasión de privacidad son algunos de los factores que pueden enfrentar las parejas que deciden unir sus cuentas, esto según el estudio Oversharing online: bad for relationships de la Universidad de Kansas. El estudio recomendó que las parejas dividan sus perfiles para mantener su identidad.

Sin embargo, este no es el caso de Ana y Carlos, de 24 años, quienes aseguraron sentirse cómodos con la situación. Incluso, Carlos explicó que lo positivo de tener una sola cuenta es que han generado mayor confianza.

“Antes de tener el Facebook juntos, él se ponía medio celoso cuando hombres que él no conocía me añadían, pero los celos siempre existen mutuamente por más que confiemos”, dijo Ana. 

Carlos, por su parte, mencionó que no tuvieron problemas pero sí “discusiones bobas” porque algunos hombres le hacían acercamientos aún sabiendo que estaban juntos.

El artículo When 'Facebook Official' Isn't Enough de la revista digital Mashable explicó que cuando las parejas comparten cuentas de redes sociales, es más probable que esto se dé, no por razones de codependencia o inseguridad, sino más bien porque  alguien siente la necesidad de controlar.

¿La solución de los problemas?

Este par de jóvenes no son los únicos que comparten su Facebook como pareja, ambos aseguraron que tienen otras amistades que también lo hacen. Para Ana, este fenómeno aumenta la confianza y “alimenta la comunicación”, ya que permite mantener la transparencia entre ambos.

“Hay mucha gente que no respeta y no les importa que tengas pareja. Creo que es la mejor manera de tener más comunicación con tu pareja, ya que sabe todo lo que hablas, con quién hablas y lo que haces. Lo mejor de nuestra relación es que somos novios, mejores amigos y nos conocemos súper bien”, afirmó Ana.

Carlos expresó que con el tiempo aumentará la cantidad de parejas con una sola cuenta . “Conozco a muchas personas que han tenido problemas con su pareja por Facebook. Pienso que una cuenta para los dos evitaría tener esos tipos de conflictos”, concluyó.

Sin embargo, entre las políticas de la red social está prohibido que más de una persona tenga una sola cuenta, lo que podría provocar que los administradores de la Facebook la cierren automáticamente. Compartir un solo perfil en pareja es una decisión individual, pero no podemos olvidar que cada persona tiene una identidad única que nos hace diferente. 

Publicado en Opinión y Debate
Martes 17 de diciembre de 2013 05:00

Encuentros sexuales a través de las redes sociales

Nota de la editora: Este texto forma parte de una serie especial en la que Diálogo investigó el uso de redes sociales y plataformas web para la prostitución y los encuentros sexuales casuales. Le invitamos a leer la primera parte, titulada "Vender el cuerpo en Facebook", y la segunda parte, titulada "El negocio de la prostitución a través de la web".


A través de la pantalla de la computadora, José de 26 años, ha conocido a múltiples mujeres con quienes ha tenido relaciones sexuales ocasionales. En Puerto Rico, muchos adolescentes y jóvenes adultos utilizan las redes sociales para coordinar encuentros de índole sexual que se materializan en el mundo offline.

“Facebook se presta para eso. Es algo normal y mucha gente lo hace”, indicó José. Aunque no precisó cuántas veces se ha encontrado con otras personas como parte de este tipo de práctica, explicó que muchos de sus amigos lo hacen continuamente y disfrutan de conocer a una persona por sólo un día.

Las aplicaciones móviles como Vine, Instagram, Snapchat, Kik y WhatsApp son utilizadas repetidamente por sujetos que buscan una pareja sexual para una sola ocasión. Vine, una aplicación que permite al usuario subir un vídeo de seis segundos, ha censurado el hashtag #sexo, pero otros, en su mayoría jóvenes, han creado la forma de subir vídeos de desnudos y de índole pornográfica bajo otros nombres de manera que no son explícitos para evitar la censura.

La red social Instagram, según el artículo Instagram’s Sex Censorship is Inconsistent and Hilarious,publicado en The Daily Beast, expuso que la aplicación ha prohibido al menos cien hashtags, pero la creatividad de los usuarios ha logrado vencer la censura. El hashtag #sexo no es permitido por la aplicación, sin embargo, la reversión del hashtag #s3x0 sí. Sucede lo mismo con #porn y #p0rn. Al incorporar el uso de números para sustituir las palabras, la red social permite subir la foto de contenido sexual sin censurarla. 

José, por su parte, mencionó que sólo utiliza Facebook para este tipo de práctica. Sin embargo, explicó que conoce a personas que utilizan la aplicación de mensajería instantánea Kik, para enviar mensajes de índole sexual, actividad mejor conocida como sexting.  

Del mismo modo, los usuarios de Facebook tienen la opción de crear grupos privados en donde pueden subir fotos de esta naturaleza y así mismo coordinar las citas y encuentros sexuales sin que otras personas en su perfil tengan acceso.

Manuel Rodríguez Bidot, epidemiólogo y ex director de la Oficina de Vigilancia Epidemiológica de Enfermedades de Transmisión Sexual, explicó a Diálogo que los encuentros sexuales ocasionales coordinados en línea comenzaron en la Isla cuando una comunidad de hombres homosexuales desarrollaron páginas web como “Adam for Adam” , en donde incluían fotos explícitas e información de contacto.

En la actualidad, la aplicación Grindr es frecuentada por hombres homosexuales para contactar y conocer a otros hombres.

Peligrosos los encuentros sexuales

En cuanto a la preocupación por las enfermedades de transmisión sexual, José comenzó a reírse y expresó que “yo me protejo pero no sé ellos (sus amigos)”.

El estudio Using the Internet in Pursuit of Public Sexual Encounters, realizado en el 2012 por Martin J. Downing, reveló que los hombres que frecuentemente sostienen relaciones sexuales con personas que conocen en las redes tienden a realizar estos encuentros en lugares públicos. Asimismo, el estudio indicó que las personas que practican esta actividad, en su mayoría, no utilizan condones durante la intimidad.

“Este tipo de encuentro tiene un efecto en la salud pública del País”, indicó Rodríguez. El epidemiólogo mencionó que la naturaleza de los encuentros dificulta la tarea de documentar las estadísticas de contagio de enfermedades de transmisión sexual por región.

A medida que evolucionan las redes sociales, es evidente el espacio significativo que la sexualidad ha ocupado en Internet. Diálogo pudo constatar que las medidas de control y monitoreo en las redes sociales son mínimas por parte de las agencias gubernamentales.

La libertad de subir a la red cualquier información de índole personal y privada, desde buscar parejas sexuales hasta vender el cuerpo, está ligada al uso discrecional de la web por parte del cibernauta, quien debe asumir las implicaciones y los riesgos de sus actos en línea. 

*Se utilizó un seudónimo en la historia para proteger la identidad del entrevistado.

Publicado en Local
Jueves 12 de diciembre de 2013 05:00

El negocio de la prostitución a través de la web

Nota de la editora: Este texto forma parte de una serie especial en la que Diálogo investigó el uso de redes sociales y plataformas web para la prostitución y los encuentros sexuales casuales. Para leer la primera parte, titulada "Vender el cuerpo en Facebook" puede acceder aquí.


“Damos servicios a toda la área metro. Te enviamos las fotos de las chicas y tú eliges cuál quieres. Son $160 dólares por hora”, con voz sutil, una mujer joven dirigió la llamada telefónica, indicando que era ella quien coordinaba las citas con los posibles clientes de sus “empleadas”.

Las chicas de la agencia consultada por Diálogo garantizan una “noche que nunca olvidarás”. La mayoría de sus anuncios en Craigslist PR y Backpage PR son imágenes de mujeres con el rostro borroso y en ropa interior. Según indicaron, sus edades fluctúan entre 22 a 29 años. En cada foto subida a la plataforma web muestran sus mejores atributos con tal de vender sus servicios eróticos.

Este tipo de agencia utiliza un intermediario quien se encarga de coordinar las citas de las trabajadoras sexuales. De la misma manera en que ha evolucionado “el oficio más antiguo del mundo”, de forma paralela ha incrementado el número de agentes encargados de hacer sus citas a cambio de una parte de la ganancia por medio de plataformas web.

Página en Facebook de una agencia que publica fotos de semi desnudos de sus trabajadoras sexuales en Puerto Rico. 

Según la investigación de Scott Cunningham, Prostitution 2.0: The Changing Faces of Sex Work, se estima que un 93 por ciento de las trabajadoras sexuales que buscan clientes por Internet no necesitan la ayuda de un intermediario. Sin embargo, las que sí dependen de un intermediario o pimp lo hacen porque no se sienten seguras o no adquieren muchos clientes.

El intermediario, que por lo general es hombre a diferencia del caso de la agencia consultada por Diálogo, le ofrece seguridad física al momento del encuentro con el cliente. No obstante, se han documentado casos de abuso sexual y físico de parte de estos agentes. El estudio Pimp-Controlled Prostitution de la Universidad de Toledo, indicó que los intermediarios tienden a ser agresivos con las trabajadoras sexuales y que por lo general ellas tienen que soportar el maltrato de parte del cliente, así como el de su “protector”. 

El tema de la seguridad para algunas trabajadoras sexuales entrevistadas por Diálogo causó en las mujeres incomodidad. Fabiola, una joven cosmetóloga que promueve sus servicios sexuales a través de la web, aseguró que se siente segura a la hora de su encuentro con su cliente. Sin embargo, al preguntarle cuáles eran las medidas de seguridad que tomaba a la hora de la cita, finalizó la entrevista.

¿Prostitución o explotación sexual?

Ninoshka, nombre ficticio para proteger su identidad, trabaja como cuidadora de ancianos los fines de semana y de lunes a viernes es trabajadora sexual a tiempo completo. La joven siempre se anuncia a través de Craigslist PR y Backpage PR y atiende al menos cinco clientes diariamente que buscan sus servicios eróticos. Ninoshka generalmente gana $2,500 semanales.

“Las fotos de Craigslist no las subo yo. Las sube mi relacionista público ”, explicó Ninoshka. A preguntas de quién era este intermediario y cuánto le cobraba por publicar sus anuncios, la joven decidió no contestar y culminar la entrevista.

La investigadora de la Fundación Ricky Martin sobre la Trata Humana en Puerto Rico, Luisa Hernández, explicó que la relación entre el intermediario y la trabajadora sexual debe ser considerado como explotación sexual.

“En las redes sociales tú no ves quién está citando. Aunque ellas (las trabajadoras sexuales) dicen que son independientes, deben tener algún intermediario que se encargará de hacer la transacción. Ellas se sentirán más seguras cuando tienen a alguien que las guíe”, indicó Hernández, quien también es profesora de Sociología de la Universidad de Puerto Rico.

Los intermediarios tampoco son los únicos en generar ingresos a cuenta de los servicios de las trabajadoras sexuales, según el reportaje The New Prostitutes del diario The New York Times, en el 2010, el portal Craigslist generó al menos $44 millones en la venta de anuncios para adultos. Para esta fecha, según el reportaje, el costo de un anuncio erótico rondaba entre $5 a $10.

En peligro los menores de edad

“Yo sospecho que en este fenómeno (la prostitución a través de anuncios en Internet) hay muchas menores metidas en esta industria sexual. Como es a través de la pantalla de las redes sociales, pueden aparentar tener mayor edad. La redes sociales han transformado la prostitución y facilitado el acceso a la industria”, indicó Hernández.

En octubre de 2013 arrestaron a dos hombres en Pensilvania por reclutar adolescentes y prostituirlas a través de anuncios en Craigslist. Según el diario The Times Tribune, los hombres contactaron a las adolescentes a través de Facebook utilizando una identidad falsa y el día que decidieron encontrarse las raptaron. En el testimonio de una de las víctimas, la joven relató que fue abusada sexualmente por uno de los hombres que luego le tomó fotos desnuda para subirlas a Craigslist y a Backpage para vender sus servicios sexuales.

Hernández explicó que casos como lo que ocurrió en Pensilvania se denominan como trata humana. La investigadora indicó en su estudio La Trata Humana en Puerto Rico, publicado en 2013, que casi un 90 por ciento de las mujeres que deciden prostituirse fueron abusadas sexualmente durante su infancia.

La profesora aseguró que las redes sociales pueden facilitar el acceso a depredadores y pedófilos, que crean perfiles falsos para contactar a menores de edad y así abusar de ellos. “Lo sexual siempre está a la vista de lo criminal. El sexo y el crimen siempre van a estar vinculados”, expresó.

En la investigación Homelessness, Survival Sex and Human Trafficking, realizada en 2013 por Covenant House New York, muchos de los casos de prostitución en menores de edad fueron por causa de engaños, chantajes o para adquirir dinero rápido. El estudio reveló que muchas de estas adolescentes carecían de un adulto que las guiara o estuviera supervisando su interacción por las redes sociales.

“No se trata de controlar el cuerpo de las personas, sino de prevención. Me preocupa qué se hace con los niños y las niñas. Esto (la prostitución) en las redes se nos fue de las manos. Las redes son bien difíciles de controlar”, dijo.

Según la investigadora, debe comenzarse a orientar a las personas sobre este tema. Actualmente en Puerto Rico se han documentado casos de adolescentes que han desaparecido de sus hogares a causa del mal uso de las redes sociales. Aunque no existen estadísticas, en términos sexuales son más los niños que son explotados sexualmente y sometidos a la trata humana.

Cambio en el perfil del cliente

“El que quiere encuentra y no hay cosa más fácil que escribir dos o tres palabras claves en Google para conseguir lo que estas buscando, en este caso una prostituta”, expresó Juan Carlos Pedreira, experto en redes sociales.

De la misma manera que el ciberespacio crea una herramienta para las mujeres y hombres que desean vender sus servicios sexuales, también le ofrece una oportunidad de mantener constantemente actualizado al cliente. Son miles los blogs dedicados a escribir sobre el mundo del sexo pagado. Los clientes puertorriqueños también cuentan con su espacio virtual, se actualiza diariamente, contiene una “membresía premium” y permite al usuario comentar en las reseñas.

Página de dominio público que se encarga de hacer reseñas de trabajadoras sexuales en Puerto Rico.

“Este nace de la necesidad de tener un espacio donde podamos comentar, sugerir, compartir y escudriñar el desempeño de una Masajista, no con la critica pesada y morbosa, mas bien con una critica constructiva dirigida a mejorar su desempeño y a mejorar la relacion con su Cliente”, esto se puede leer en la bienvenida del blog. (Nota: el texto contiene errores ortográficos)

El espacio fue fundado en abril de 2012  y sus administradores, quienes permanecen en el anonimato, se encargan de publicar reseñas de las “chicas que ofrecen masajes y también para las escorts”. Por otro lado, invita al cliente a escribir sobre sus experiencias con las chicas y calificar el desempeño de estas en una escala del uno al diez. Además, divide el blog en secciones como: “Nuevas And Hot”, “Regresos Esperados”, “Recomendaciones De La Semana” y “Quickies”. También presenta un banco de perfiles  con toda la información de contacto y fotos de estas mujeres.

Una reseña de la página que incluye el uso de “estrellas” para calificar el servicio de la trabajadora sexual.

Según se lee en el blog, su propósito es “obtener la orientación necesaria para saber escojer con certeza con quien nos queremos atender y por qué, porque nuestras citas a ciegas no deberian ser como el resultado suertudo de lanzar unos dados haber si tengo suerte”. (Nota: el texto contiene errores ortográficos)

El cliente que busca servicios sexuales a través de Internet no es el mismo que busca servidoras sexuales en la calle.

“El tipo de cliente también cambia. Posiblemente el tipo que buscaba en la calle tenía mucho menos escrúpulos a diferencia del que busca en Internet, este debe ser más sofisticado. Deben ser hombres funcionarios, profesionales o casados”, explicó la socióloga.

Según Hernández, las mujeres que venden sus servicios a través de Internet tienden a tener más educación que las de trabajan en la calle. Esto se debe a que el tipo de cliente que busca sexo por Internet es más exigente. 

“Esta clientela más sofisticada va a buscar una mujer que también llegue a su nivel de sofisticación. Son de diferentes clase sociales. En términos físicos cuidan de su cuerpo porque saben que esto es lo único que tienen para vender. Deben tener diferentes niveles de necesidades, las que se prostituyen en la calle generalmente solo lo hacen para adquirir drogas”, añadió Hernández.

El riesgo de brindar servicios sexuales por las redes sociales no es necesariamente el mismo que las mujeres que deciden prostituirse en la calle, pero aún así el peligro permanece. Atrapadas en las redes del peligro y el crimen, Fabiola y Ninoshka cuentan con su propio servicio de protección para, al menos, cuidar aquello que les produce dinero: su cuerpo.

Publicado en Local

Quise que la editora aceptara el título “la trivialización de la muerte” porque se escuchaba sofisticado pero juguetón. Algo, precisamente, trivial. Interesante. Según la Real Academia Española (RAE), trivializar significa “quitar importancia, o no dársela, a una cosa o a un asunto”. Según la misma RAE, importancia quiere decir “cualidad de lo importante, de lo que es muy conveniente o interesante, o de mucha entidad o consecuencia”. Estamos destacando la muerte como objeto de estudio en el que ya de por sí consideramos que la pérdida de la vida tiene un grado de importancia. Asumamos que sí, por favor.

Sin embargo, con las muertes de súper estrellas de televisión y cine (que nadie se atreva decir ‘porque terminaron estrelladas’, ya que eso sería cruel) hasta líderes e íconos de la rebeldía, las redes sociales y el mundo social interpersonal han cambiado su acercamiento hacia la muerte. Si antes existía “decoro” (ie. Honra, pundonor, estimación), ahora lo que hay es pura frialdad sin pudor ni consideración.

En el periódico, posterior a la muerte, venía un espacio y mensajito bendecido por ninguna persona con ‘el permiso’ de bendecir, en la sección de Obituarios, que todavía se hace y todavía es la hora que no le encuentro utilidad alguna. Cierro el periódico.

¿Qué exactamente significa pagar por un espacio en el periódico para que se muestre tu mensaje de amor, agradecimiento o lo que fuera hacia un familiar/amigo/conocido ya muerto? ¿Es respeto, admiración o simplemente ser ostentoso? ¿Cuál es la utilidad? ¿Quiénes ven ese mensaje?

            -Personas que leen los obituarios (según los dichos populares, son personas mayores de edad)

            -Personas que participaron de la creación (y posiblemente financiación) de ese mensaje

            -Los diagramadores del periódico que por obligación tienen que verlo

            -Si el muerto es famoso, puede que lo lea más gente

Cabe la posibilidad de que mucha gente lo lea, mucha gente menos el muerto. El cielo (o el infierno, todo es cuestión de perspectiva) no tiene wifi hasta donde yo sé. Sólo me siento a preguntarme quése hace después con el recorte de periódico que contienen el mensaje-homenaje al muerto. ¿Cosas así se guardan como los retratos viejos? ¿A caso son joyas familiares?

Fast forward al futuro:

            -Mira hijo, ese fue el obituario de tu abuelo publicado el x de x de 20xx en el periódico tal.

            -¡Qué historia interesante! ¡Cuéntame otra mami!

Back to reality:

Vamos a la computadora. Aquí, la cara más ridícula pero no dirémás porque pasaré como una insensible, sin corazón. Tan heartless que si los Dementors siguieran mi rastro, sería porque buscan convertirme en líder de su clan por lo oscura que es mi alma. ¿Puedo cuestionar la servibilidad de un Fan Page en Facebook que se llame RIP Paul Walker sin ser una Edgar Allan Poe de la vida, triste y darks? ¿Para qué una página en Facebook? ¿Qué contenido podrá generar esa página? ¿A caso le damos “like” para que se mantenga en nuestros registros digitales que lamentamos la pérdida? Ah, ya entiendo. Para cuando nos carpeteen, los federales digan que somos personas sensibles después de todo. Logout.

No me cansaré de preguntar ¿por qué? Porque el por qué es lo único que se me ocurre que puede redondear todos los pensamientos en una sola pregunta. Me conecto de nuevo porque entrar y salir de Facebook es como abrir y cerrar el refrigerador cuando tenemos hambre: esperamos que algo nuevo aparezca por arte de magia y nos interese. ¿Por qué le dedicamos un estado en Facebook al muerto y lo etiquetamos (en la jerga se dice taggear) en el mensaje/post como si el muerto fuera a verlo desde el más allá.

                        Paul Walker likes this status (Sent from Imported Car Heaven)

Resulta curioso que las maneras de homenaje cambian con las culturas. Cuentan los poemas que los vikingos solían incinerar a sus muertos en barcos funerarios. Los egipcios momificaban a sus faraones. Los tibetanos no entierran ni incineran a sus difuntos sino que dejan el cuerpo en las afueras para que se lo coman los buitres. Las formas de tributo postmodernas son extrañas por demás. Les pagamos un anuncio en el periódico o le hacemos una página cibernética.

A los músicos, por ejemplo, le aumentan las ventas una vez se mueren. Como si el mundo entero no conociera de su música, las canciones de Michael Jackson se vendieron como pan caliente minutos después de su conocerse su muerte en el 2009. Como si la música fuera a acabar.

No vi a miles de fiebrús hacer fila en la Nissan en honor a Paul Walker ni luchando contra el racismo en nombre de Mandela. Cambiar Paul Walker por Brian O’Conner sería más lógico pero no importa. Cambiar a Paul Walker con Nelson Mandela o hasta Brian de Family Guy da igual en estos tiempos.

La manera de rendir tributo a un fenecido no ha cambiado mucho desde el obituario hasta el Fan Page pero desde el punto de vista de la ruptura, la idea central es que el obituario y/o el Fan Page lo ve cualquiera menos el muerto.

Como nota al calce, los fiebrús sírindieron tributo a Walker haciendo caravanas de chillás de goma en los estacionamientos de los centros comerciales.

Publicado en Opinión y Debate
Martes 10 de diciembre de 2013 05:00

Vender el cuerpo en Facebook

Nota de la editora: Este texto es el primero de tres partes de una serie especial en la que Diálogo investigó el uso de redes sociales para la prostitución y los encuentros sexuales casuales.


Todos los días trabaja como estilista en un salón de belleza en la zona metro, vive sola y cuenta con un grado asociado en Cosmetología. A sus 24 años, Fabiola (nombre ficticio para proteger su identidad) parecería tener el estilo de vida de cualquier joven adulta. Pero a diferencia de muchas, Fabiola lleva dos años utilizando el Internet para publicitar la prestación de servicios sexuales.

“Lo hago por que me gusta. Es un trabajo que me agrada”, comentó en una entrevista a Diálogo. Al culminar sus estudios y encontrar un trabajo estable, decidió convertirse en trabajadora sexual aún sin tener necesidades económicas.

Este no es el caso de María (nombre ficticio) de 25 años, que desde hace un tiempo comenzó su maestría y tuvo que convertirse en “dama de compañía” para poder sufragar sus gastos universitarios.

Fabiola y María son parte de la nueva generación de trabajadoras sexuales que han encontrado a través de Internet el acceso a nuevos clientes. Mediante su uso, se sienten seguras, independientes y conservan su anonimato de la manera que sólo las redes virtuales le pueden ofrecer.

Según una investigación realizada en el 2011 por el profesor de Sociología de la Universidad de Columbia, Sudhir Venkatesh, titulada How tech tools transformed New York’s Sex Trade, son más las trabajadoras sexuales que prefieren vender sus servicios a través de páginas como Craigslist y Backpage para mantener su anonimidad y no depender de un pimp o “chulo” que coordine sus citas.

En el caso de Nueva York, Venkatesh indicó que 61 por ciento de las trabajadoras sexuales habían utilizado Craigslist para anunciarse y a partir del 2008 un 83 por ciento de estas mujeres habían utilizado Facebook como un medio para obtener mayor clientela.

En la Isla, según la Unidad de Crímenes Cibernéticos del Departamento de la Policía de Puerto Rico, no se han reportado casos o querellas del uso de la red social Facebook para anuncios de servicios eróticos. Sin embargo, Diálogo pudo constatar que en las páginas Craigslist PR, Backpage PR y Adoos PR se publican anuncios para este tipo de fines.

Anuncios de prestación de servicios sexuales en la Isla en el portal CraigslistPR

Desde el 1974 la prostitución es considerada un delito en el País según el Código Penal de Puerto Rico. De acuerdo con un agente de la Unidad de Crímenes Cibernéticos que no quiso ser identificado, en la actualidad, no existe un programa que se dedique a monitorear la prostitución en las redes sociales y en Internet.

“Busco trabajo en las redes sociales”

A pesar de que las estadísticas son inexistentes, casos como los de Fabiola y María evidencian el uso de plataformas web, redes sociales y aplicaciones móviles para la prostitución en la Isla.

"Yo jamás iría a la calle. Busco trabajo en las redes sociales”, indicó Fabiola. La joven expresó además que su seguridad es lo más importante y que no se arriesgaría a buscar clientes en la calle, donde por lo general pagan menos. Fabiola explicó que sus precios rondan de $130 la hora y $100 la media hora. Aseguró que si buscaba clientela en la calle, estos precios tendrían que bajar aunque no precisó por qué.

El estudio La geografía de los “amores de emergencia”: Prostitución juvenil en las calles de San Juan, indicó que la masturbación es el tipo de contacto más económico que se consigue en la calle y cuyo precio oscila entre $5 a $10. La investigación realizada en 2002 por el profesor de geografía de la Universidad de Puerto Rico, Carlos Guilbe, reveló que el costo promedio de penetración vaginal fluctúa en $20. Por otro lado, la penetración anal es el servicio más caro entre $20 hasta $35. Mientras que las tarifas de las trabajadoras sexuales que venden sus servicios a través de Internet son más altas; sus precios regularmente comienzan en $100 por hora. En el caso de María, quien elige el lugar y la hora del encuentro, los números comienzan en $130.

Fabiola explicó que no ofrece servicios a domicilio a diferencia de otras trabajadoras sexuales que se anuncian por Internet. La mujer dijo que el cliente es quien debe encargase de buscar el lugar del encuentro, además de pagar la habitación.

La joven esteticista se anuncia usualmente en páginas como Craigslist PR y Backpage PR pero reveló que en ocasiones ha utilizado WhatsApp, una aplicación para celular que funciona como mensajería instantánea que no consume el plan de mensajes del usuario. De esta manera, Fabiola conserva su anonimato y coordina citas sin tener que ver al cliente físicamente hasta el día de su encuentro. 

Actualmente existen páginas y grupos en Facebook de otros países como México e Inglaterra que anuncian abiertamente a las trabajadoras sexuales, quienes usualmente rondan entre los 22 a 29 años, incluyendo fotos de las mujeres en ropa interior, con sus números de teléfonos y el precio de cada servicio. A estas mujeres se les llaman “chicas prepago” y existen varios grupos privados en la red social para conseguirlas. Algunos de estos grupos utilizan nombres que no son explícitos, como por ejemplo, “Encuentros Ocasionales”, “Sólo Adultos” o “Strippers”.

Página pública en Facebook que permite a los usuarios contactar trabajadoras sexuales o “damas de compañía” en Guadalajara, México.

“El Internet está aumentando el mercado sexual al traer mujeres que no hubiesen entrado a este mercado si esta herramienta no existiera”, aseguró Scott Cunningham, economista en la  Universidad Baylor, en su estudio Prostitution 2.0: The Changing Face of Sex Work.

Según Cunningham, las mujeres que entran al mercado sexual a través de Internet, por lo general, lo hacen para tener ingresos adicionales. A diferencia de las trabajadoras sexuales que ofrecen sus servicios en las calles, la mujer que vende servicios eróticos en Internet es de clase media, tiene trabajo o cuenta con algún grado universitario. La investigación realizada en 2009 reveló que un promedio de casi 1,690 anuncios de servicios sexuales fueron publicados en Internet diariamente en el área de Nueva York solamente.

El lado oscuro de las redes sociales

Según el estudio de Cunningham son más los clientes que prefieren el anonimato porque así se protegen de ser arrestados. / Imagen por Giovanni Maldonado

Julizzete Colón, licenciada y experta en redes sociales, afirmó que de la misma manera que las redes sociales han facilitado la forma en que nos comunicamos a diario, asimismo agiliza la manera en que las trabajadoras sexuales ofrecen sus servicios eróticos.

“Este tipo de tecnología logra ampliar tu radio de acción”, dijo Colón. Sin embargo, indicó que la seguridad en las redes sociales para las trabajadoras sexuales “no son tanto o menos seguras de lo que son para todos”.

La licenciada mencionó que con el desarrollo de las redes sociales han surgido varias aplicaciones que deben inquietar al usuario. La más preocupante para Colón es Snapchat, ya que permite a los usuarios compartir fotos y videos por un período de varios segundos e inmediatamente se autodestruyen sin dejar rastro.

El artículo Snapchat and Sexting: A Snapshot of Baring Your Bare Essentials, publicado en julio de 2013 en la revista académica de la Universidad de Richmond, Journal of Law and Technology, indicó que la aplicación es utilizada por muchos jóvenes y adolescentes para enviar desnudos, lo que podría aumentar el acceso a pederastas e incrementar la cifra de abusos sexuales por Internet.

Ambas aplicaciones al igual que Facebook, otras plataformas interactivas como Twitter, Tumblr, Instagram y Skype facilitan el intercambio de imágenes, videos y la manera de coordinar las citas con las y los trabajadores sexuales por medio de un mensaje. De esta manera, el Internet crea una supuesta complicidad entre el servidor y el cliente, creando un contacto más íntimo y privado.

Publicación en Facebook en un grupo llamado “Encuentros Ocasionales” de México.

En cuanto si debe o no existir un monitoreo en las redes sociales, la licenciada dice que Puerto Rico tiene una cultura “paternalista” y que sería imposible monitorear todo lo que sucede en las redes sociales.

Si algo debe hacer el Estado, según Colón, es crear una ley para las personas que utilizan programas para enmascarar las direcciones de IP, esto es, el número que identifica a cada computadora, con la intención de cometer delitos.

María y Fabiola son mujeres que posiblemente no se conozcan, ambas están concientes de los riesgos que implican ser una trabajadora sexual pero, bajo las circunstancias de sus vidas, las redes sociales las une y, cobijadas bajo el anonimato y la privacidad que ofrece Internet, venden sus cuerpos y su intimidad.

Publicado en Local

 

Las redes sociales en internet forman parte de la vida del ser humano en el siglo 21. Muchos las utilizan para buscar información, compartir fotos y videos y conectarse con familiares, amigos y desconocidos, pero también sirve para conseguir empleo.

Esta funcionalidad fue destacada por el 90% de los participantes de la segunda Encuesta de Empleo realizada por Universia (http://www.universia.net), la red de universidades presente en 23 países de Iberoamérica, y Trabajando.com (http://www.trabajando.com), una comunidad laboral formada por una amplia red de sitios asociados, cuya temática fue Empleo en Redes Sociales.

En Puerto Rico 422 personas contestaron la encuesta virtual internacional, 61% de ellas son mujeres y el 39% son hombres. Los datos más destacables indican que el 90% cree que las redes sociales pueden ayudar en la búsqueda de empleo. Ante esto, el 52% las ha usado para buscar empleo, mientras que el 28% consiguió trabajo por haber buscado en las redes sociales, pero solo al 7% lo han llamado para una entrevista por tener un perfil en una red social.

Las redes sociales favoritas de los puertorriqueños para buscar empleo son Google+, con un 38%, Facebook con un 28% y LinkedIn con un 26%. Sin embargo, Twitter parece tener otros usos, pues solo el 8% usa la red para buscar empleo. De otra parte, los usuarios no tienen problemas con tener a sus jefes como contactos o amigos en las redes sociales, el 63%, los aceptaría.

Por otro lado, aunque el uso de las redes sociales es aceptado por la gran mayoría de los encuestados para buscar empleo, algunos ven ciertas desventajas que hay que tener en cuenta. El 67% cree que les perjudica porque expone aspectos informales de su vida. Mientras que el 18% considera que se mezclan, innecesariamente, aspectos de la intimidad con las relaciones laborales.

Entre las ventajas de buscar trabajo en estos portales, un 36% lo ve como otro canal de búsqueda que hay que aprovechar y otro 36% considera que le ayuda a optimizar su tiempo. Además, el 18% encuentra que es una forma creativa de mostrarse y el 10% considera que ayuda a viralizar el resumé.

Ante estas respuestas, el director general de Universia Puerto Rico, José Miguel Justel destacó que es fundamental para los jóvenes universitarios cuidar su imagen pública, en particular cuando se trata de situaciones reales o aparentes en las que se exhibe el uso desmedido de alcohol, desnudos o cualquier otro tipo de conducta inapropiada. “La línea es muy fina, por lo que no debemos perder de perspectiva que una organización que nos considerará para un trabajo, también ve a sus empleados como parte de su imagen corporativa”, explicó.

En tanto, Rafael Vélez Palmer, director de Santander Universidades en Puerto Rico comentó sobre la importancia de que las redes sociales se utilicen con sabiduría y a nuestro favor. “Si no deseamos que alguna información nuestra sea dada a conocer, no debemos publicarla en la red social, ya que puede tener repercusiones en nuestro futuro profesional”, indicó.

La encuesta sobre empleo en redes sociales se realizó en diez de los 23 países de la red Universia a un total de 9,786 personas. España, Portugal, México, Argentina, Colombia, Perú, Uruguay, Brasil, Chile y Puerto Rico, participan de esta serie de seis encuestas virtuales sobre empleo.

En términos generales es importante mencionar que la mirada positiva hacia las redes sociales como servicio de ayuda para conseguir empleo no se refleja de igual manera en el momento de analizar los resultados de éxito, ya que sólo el 23% consiguió empleo por haber utilizado alguna de las plataformas sociales. 

Publicado en Noticias

Una realidad contemporánea innegable es que los espacios digitales se han convertido en lugares donde ocurren enfrentamientos de poder. Algunos ejemplos de esto son los casos reseñados por Castells en su libro “Networks of Outrage and Hope”: Tunisia, las revoluciones en Egipto, los Indignados en España, Occupy Wall Street y más cercano a nuestro contexto local y con variantes muy particulares, el Boicot a La Comay. Una de las características principales de estos movimientos es que dan la impresión de que no tienen un liderato formal y que su génesis es orgánica. Sin embargo, entre más leo sobre el asunto me convenzo que la realidad es otra.

Actualmente existen debates al respecto: mientras Castells (2012) expresa que la “insurgencia no comienza con un programa o estrategia política”, Fuchs (2012) argumenta que dichos movimientos tienen soft leaders que orquestan los medios sociales para lograr sus objetivos. Al adentrarme en el Boicot a la Comay un análisis obligado para entender su economía política es tratar de identificar los grupos de interés dentro de este movimiento que logra tener repercusiones materiales sobre el canal que lo transmitía, las compañías que lo auspiciaban y la eventual cancelación del programa.

Aunque existía una relación de amor y odio con respecto a La Comay, el programa tenía el índice de audiencia más alto en su horario, mostrando así que las discusiones que se presentaban en esa hora eran pertinentes para una gran parte de la población puertorriqueña. Bien es cierto que el discurso que presentaba atacaba a muchas personas, entre ellos altos funcionarios políticos, personalidades con altas influencias–léase inmune a la ley–pero también tenía un discurso altamente sexista y homofóbico que angustiaba a gran parte de la población.

Debido a estas inquietudes, en múltiples ocasiones se presentaron querellas al canal y a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés), creando así un agresivo tango entre La Comay y los activistas de la comunidad LGBTT. Por alrededor de 14 años de transmisión esa fue la dinámica entre estos grupos hasta que ocurrió el asesinato de José Enrique Gómez Saladín. La figura y nombre de Gómez Saladín se convirtió en reclamo de paz y alto a la violencia en Puerto Rico bajo la campaña #TodosSomosJoseEnrique. Así pues, cuando La Comay reseñó el asesinato y vinculó sexualidades con actos criminales muchas personas se sintieron indignadas al enfrentarse con esa contradictoria realidad.

Ante esta ventana de oportunidad Pedro Julio Serrano, activista de derechos humanos y comunidad LGBTT, así como uno de los cabilderos principales en contra de La Comay, se convirtió en uno de los soft leaders del boicot utilizando su presencia en los medios como herramienta principal. Además de documentar todo el cabildeo en su página web, también logró auspiciar en los medios la página en Facebook que creó Carlos Rivera dedicada al boicot. Esta página se convirtió en el instrumento principal del boicot al materializar la indignación de manera cuantitativa (el conteo de likes y los comentarios) que posteriormente sirvió como puente para ejercer presión sobre los auspiciadores del programa.

Mi trabajo no espera someter juicio moral sobre La Comay ni los esfuerzos en su contra, sino que con estas breves líneas espero que logremos ver cómo se sobreponen uno sobre el otro. Como señalan Castells y Fuchs, los movimientos sociales surgen cuando las personas tienen emociones fuertes sobre un tema o se sienten indignados sobre algo. En este caso, tanto La Comay como Pedro Julio Serrano lograron conectar los distintos nodos emocionales esparcidos que existían dentro del pueblo y así crear complejas redes de movilización social. Ambos lograron orquestar movimientos sociales muy efectivos con repercusiones materiales. Por un lado, La Comay se convirtió en el árbitro principal en el caso de Lorenzo, mientras que Pedro Julio Serrano se convirtió en uno de los árbitros del Boicot a La Comay. Mientras la primera utilizaba los medios tradicionales para lograrlo, el segundo utilizó las nuevas tecnologías de información, ambos con intereses políticos particulares, demostrando así que los nuevos movimientos sociales tienen continuidad pero también fisuras con respecto a sus maneras de movilizarse.

Este texto forma parte de nuestra republicación del blog del curso COPU 6515 Economía política de la información, parte del Programa Graduado en Comunicación de la UPR Río Piedras

Publicado en Opinión y Debate
Inicio
Anterior
1
Página 1 de 4

Te Recomendamos