22 dic, 2014

Archivo
Edición Impresa

Viernes 04 de abril de 2014 10:48

“El Antillano”, filme reivindicador y abarcador sobre Betances

Por  Rodrigo López Chávez
  • De: Especial para Diálogo
Tito Román es director, productor y editor del documental "El Antillano" sobre la figura de Ramón Emeterio Betances. Tito Román es director, productor y editor del documental "El Antillano" sobre la figura de Ramón Emeterio Betances. Fotos por Ricardo Alcaraz

Dos años y medio es una cantidad de tiempo significativa para casi cualquier proyecto humano, pero lo es más para una película, pues, aunque trabajoso, es necesario mantener viva la inspiración y el ímpetu creativo durante todo lo que dure la odisea. El Antillano, largometraje documental de Caserío Films sobre la vida y obra de Ramón Emeterio Betances, es un filme del que muchos llevamos tiempo especulando, pues ha estado presente en las redes sociales y la web por gran parte de este tiempo, durante las altas y bajas de su gestación. Ese suspenso llega a su fin este lunes, 7 de abril, cuando se estrenará en el Teatro de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Río Piedras a las 7:00 p.m. en la víspera del natalicio de su sujeto.

“La película surge como idea en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños en Cuba, mientras yo estaba terminando mi tercer año y estaba a punto de graduarme. La idea surge a partir de una conversación que tuve con colegas franceses. Estuvimos compartiendo, yo con una camisa de Ramón Emeterio, y ellos me preguntan: ‘¿Quién es el que está en tu camiseta?’. Esto fue en 2010”, contó a Diálogo Tito Román, creador de Caserío Films y director, productor y editor de la película.

En esencia, El Antillano es una propuesta bastante directa en su deseo de exponer datos de la vida de Betances, así como aspectos de su legado como revolucionario, médico y humanista, explicó Román. “A partir de la necesidad de que se hiciera un primer proyecto de largometraje que presentara a esta figura, que es totalmente desconocida en el País por la gran mayoría de los puertorriqueños, nuestra intención ha sido desde el principio crear un documental que presentara generalmente la biografía de Ramón Emeterio Betances, pero que a la vez fuera atractivo para la juventud”, indicó el cineasta.

Crucial para la documentación y estructuración de la propuesta ha sido el catedrático de la Facultad de Ciencias Sociales de la UPR, el doctor Félix Ojeda Reyes, uno de los más reconocidos estudiosos de Betances y quien, junto con el francés Paul Estrade, se encuentra en proceso de publicar las obras completas del prócer caborrojeño.

“Yo dirijo aquí el proyecto para recoger y publicar la obra dispersa de Betances. Es un proyecto editorial en 15 volúmenes y en colaboración con la Universidad de París, que es la misma universidad que graduó a Betances de médico cirujano en 1855. El problema con esta investigación, y no me canso de dar estos detalles, es que los archivos de Betances se perdieron para la historia; los documentos de Betances…todo se perdió para la historia. Por eso yo llevo más de 30 años trabajando, recogiendo todo ese corpus betancino aquí y allá. Para hacer el listado corto, déjame decirte que nos han aparecido documentos de Betances en Cuba, en República Dominicana, en Haití, en Francia, en Italia, en Puerto Rico, hasta en las Filipinas”, explicó el doctor Ojeda Reyes.

Román, de hecho, recalca que este documental no es una pieza que cumple su propósito reivindicador de manera individual, sino que se ubica dentro de un esfuerzo mayor que también incluye esas obras completas.

“Betances es un ilustre desconocido en nuestro país. No hay proyectos educativos dentro de la instrucción pública para reconocer la grandeza del ‘Padre de la Patria Puertorriqueña’. ¿Dónde aparece Betances en los discursos de Luis Muñoz Marín? ¿Dónde aparece Betances en los discursos de los gobernadores de este país? No les conviene el personaje”, puntualizó Ojeda Reyes.

El Antillano recoge su nombre de uno de los pseudónimos que Betances usaba para firmar sus escritos, y alude a la visión confederativa que el médico, literato y periodista tenía para con las Antillas del Caribe, visión que comparte Román y la que queda plasmada en este documental. “Presentamos una visión de los lugares que estuvieron relacionados a Betances. Él vivió un tiempo en el pueblo de Jacmel en Haití con su hermano. El documental, aparte de reafirmar la figura de Betances, también pretende reafirmar esa hermandad antillana que queremos impulsar, preservar y rescatar. Queremos reafirmar esa amistad antillana a través de las imágenes que vamos a presentar de los distintos pueblos del Caribe, de la música, etcétera”.

El documental aborda su exposición a través de un patrón dinámico de entrevistas y visualizaciones animadas, además del uso expresivo de la música, según explicó el director. “Hemos trabajado con un artista puertorriqueño que se llama Juan Carlos Torres. Es un ilustrador. Como carecíamos de imágenes en movimiento y de fotos de Betances —porque son como ocho o seis fotos de Betances las que existen— pues decidimos crear una imagen [de Betances] y su vida en movimiento en distintos momentos históricos, en lo que menos se lo imaginan: como médico, atendiendo pacientes y a personajes históricos”.

Ramón Emeterio Betances / Imagen suministrada por el doctor Félix Ojeda

El Antillano se grabó en formato digital y es una producción completamente independiente. A lo largo de su trayecto, lograron recaudar fondos a través de una campaña de Kickstarter y recibieron ayuda de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades para la posproducción, además de la colaboración individual de varias personas. Román enfatiza que la Corporación de Cine de Puerto Rico nunca les ha provisto ningún tipo de ayuda, pero que aún están a tiempo, pues se avecina la etapa de distribuir y publicitar la película.

Sobre el camino que seguirá el filme luego de su estreno, Román detalló que “el día después del estreno, que es el día del natalicio de Betances, el 8 de abril, tenemos una ofrenda floral. Vamos a encontrarnos en el mural que hicimos en la avenida Gándara con Ponce de León a las cinco de la tarde, y vamos a caminar hasta el busto de Betances en la UPR y tener una actividad cultural aquí. Luego, el documental lo vamos a presentar una semana en uno de los cines de Caribbean Cinemas, vamos a festivales y después vamos a presentarlo en teatros y distintas partes: en escuelas, en charlas, en universidades. Eventualmente la película llegará al website. Entendemos que la Internet es ya un espacio importante donde nosotros tenemos que presentar nuestros proyectos. Esto es un documental que va a dar mucho que hablar. Y va a ser el comienzo de levantar nuevamente la figura de Betances, que está escondida en este país”, concluyó.


El autor es escritor y cineasta independiente.

Te Recomendamos