22 sep, 2014

Archivo
Edición Impresa

Viernes 14 de noviembre de 2008 10:46

Hip hop hurra: en escena el rap político

Por  Diálogo Digital
  • De: Diálogo
El hip hop político logra arrebatarle un espacio al reguetón comercial con el “Quédate Callao” que recibió Daddy Yankee, la pregunta es ¿lo podrá mantener?
Amor rosa, discotecas, carros, y, claro está, prendas: estos son los principales componentes del reguetón hoy día. Mas antes de que este género, con su énfasis en ritmos bailables, echara a un lado a los Vico C’s del mundo y alejara al rap de su dimensión de crítica social, ya desde la década de los ochenta el hip hop había fungido como arma de protesta, tocando todo tipo de tema político y social. El mes pasado, el mundo del reguetón comercial y el hip hop sociopolítico se encontraron. Daddy Yankee, la punta de lanza del reguetón a nivel mundial, salió en la televisión estrechando la mano del candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, John McCain, afirmando que lo respaldaba “por sus posturas con respecto a los latinos”. Meses antes, el autodenominado ‘Cangri’ comenzaba a figurar como el portavoz de la campaña ‘Vota o quédate callao’, que auspicia la Comisión Estatal de Elecciones en conjunto con el Sistema Universitario Ana G. Méndez, y fueron muchos los que se sorprendieron al verlo como moderador de uno de los debates entre candidatos a la gobernación.
"Mejor quédate callao”
Apenas una semana después de que Daddy Yankee saliera abrazado con McCain por CNN, Fox News, C-SPAN y todos los noticieros disponibles, el rapero santurcino conocido como Siete Nueve lanzó el tema ‘Quédate Callao’, en respuesta a las acciones del reguetonero. Mira mi hermano, ¿tú sabes quién es John McCain? ¿Tú sabes quién quiere seguir derramando sangre tuya, mía y del mundo entero?, comienza a decir Siete Nueve en el tema que ya tiene decenas de miles de hits en Youtube, Myspace y Facebook, y que estuvo en rotación en Univisión Radio en Estados Unidos durante una semana sin necesidad de payola. “Fue parte de una indignación que casi todo el mundo tiene con la política de Estados Unidos sobre la guerra...”, comentó Siete Nueve, “Me indigné cuando vi que Daddy Yankee estaba haciendo una campaña para que los jóvenes emitan su voto en Puerto Rico y veo que se está afiliando a la campaña de McCain y me parece que hay un conflicto de intereses”, dijo a Prensa Asociada el artista, quien cuenta con poco más de una década de trayectoria en el hip hop nacional. Siete Nueve afirmó que fueron muchas las respuestas positivas que recibió por el tema. Pero los fanáticos de Daddy Yankee de inmediato criticaron la canción e incluso lanzaron mensajes amenazantes por Internet y a su celular directo. La atención nacional e internacional se puso por un breve momento en ese mundo subterráneo del hip hop de conciencia puertorriqueño. Desde la primera plana de El Nuevo Día hasta programas de variedades de prime time como Anda Pa’l Cará y No Te Duermas reseñaron el tema. Aún así, Siete Nueve, quien afirma que “esperaba reacciones, pero no a tal magnitud”, le explicó a Diálogo que “me he dado cuenta que este sistema de medios de Puerto Rico está totalmente afiliado al sistema farandulero de bochinche, pero la gente se dio cuenta del mensaje que estoy tratando de transmitir”.
"Positivo”, pero ¿trasciende?
A pesar de toda esa atención de los medios y el publico a esta canción exponente de la corriente subterránea de hip hop política, la profesora Inés Quiles, catedrática de la Universidad de Puerto Rico, duda que la canción, o la atención a ese genero, vaya a trascender. Quiles piensa que la canción de Siete Nueve es muy poderosa en contenido, pero que no trascenderá por más de un par de meses, pues “finaliza con un sentimiento derrotista”. El tema ‘Quédate callao’ acaba con una parte de un discurso de Pedro Albizu Campos, en el cual el líder independentista manifiesta lo siguiente, con respecto a la utilización de los boricuas como carne de cañón en las guerras de Estados Unidos: “Los puertorriqueños no deben nacer… Los puertorriqueños no deben existir… Hay demasiados puertorriqueños en el mundo… Sí, pero cuando les aprietan las cabijas a los yanquis, necesitamos a los puertorriqueños, pa’ echar la mochila encima, para que se vayan a matar por sus verdugos. La urna, la urna, la urna es el ataúd, la urna es el ataúd, la urna es el ataúd para allí enterrar a la nación de Puerto Rico”. “Es que después de decirle siete verdades a Daddy Yankee, la canción no me da ninguna herramienta para yo luchar. Esas verdades no se convierten en armas de luchas”, arguyó en alusión al tema de Siete Nueve. Además de las canciones de Siete Nueve, quien cuenta con dos producciones discográficas, El Pro-gresso y Trabuco, existen otros exponentes del hip hop boricua con temas de corte político-social. La mejor forma de toparse con éstos, claro está, es mediante el Internet. “¡Qué viva el hip hop! ¡Que viva la revolución musical!”, resume Siete Nueve. _____
Próximamente examinaremos el fenómeno del grupo Intifada y del hip hop político de América Latina.

Video relacionado

Te Recomendamos